Inicio Opinión Un año perdido

Un año perdido

Es en el primer año de un mandato cuando se traza el camino a seguir, cuando se ponen en marcha los grandes proyectos anunciados en campaña y cuando un nuevo gobierno debe marcar las diferencias y potenciar los giros que le den señas de identidad propias

por

La anterior legislatura estuvo marcada por una apuesta por la modernización de las infraestructuras y la mejora de los servicios. Se inauguraron las piscinas cubiertas, el Centro Joven, el Centro de Formación, el Centro Actúa para asociaciones, el Caserón y el Museo, los aparcamientos subterráneos en el centro del pueblo y la Biblioteca Central. Además se dio un impulso sin precedentes a la vivienda protegida con la construcción de las promociones de Dehesa Vieja y la puesta en marcha de Tempranales.

Por el contrario este primer año de gobierno del PP, ha sido prácticamente un año perdido. Las señas de identidad son el estancamiento de temas cruciales, los retrasos y el nulo avance, no ya en nuevos proyectos, sino en asuntos ya iniciados que en este año no han sido capaces de concluir.

Las obras que estaban en marcha hace un año siguen sin terminarse: la remodelación del Paseo de Europa, las obras de la antigua N-1, la urbanización de Tempranales o el polideportivo de la Dehesa, siguen construyéndose.

Las obras que estaban a punto de comenzar todavía no han empezado: Polideportivo de La Viña o Escuela Infantil de Dehesa Vieja.>

Y en algún caso como el de la Escuela de Música, las obras finalizaron poco antes de las elecciones y en este año el nuevo gobierno no ha sido capaz de poner en marcha ni el conservatorio que prometió, ni una nueva escuela de música.

Eso sí, la contratación de gerentes, directores y demás jefes que suplan las carencias de los concejales o la subida de sueldo del alcalde sí, que quedarán como señas de identidad de este nuevo gobierno del PP.

La vivienda protegida, el mayor de los retrasos

Los que más están sufriendo esta paralización son sin duda los aspirantes a una vivienda protegida en Tempranales. El retraso de las obras, la falta de decisión y la preocupación por hacer unos sorteos a toda costa, más que porque realmente avancen los proyectos, ha provocado que las viviendas que tendrían que estar ya iniciadas no tengan prevista su construcción hasta finales de este año.

De momento ninguna promoción de vivienda protegida tiene licencia para construir. Mientras, ya son varias las promotoras de vivienda libre que sí pueden iniciar sus obras.

«

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Suscríbete a nuestro boletín
Toda la información directamente a tu email.
¡Sin spam, solo noticias de interés!
SUSCRIBIRME
Podrás darte de baja cuando lo desees 🙂

Deja un comentario

* Al enviar este comentario estás aceptando nuestra política de privacidad y política de cookies.

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Suscríbete a nuestro boletín
Toda la información directamente a tu email.
¡Sin spam, solo noticias de interés!
SUSCRIBIRME
Podrás darte de baja cuando lo desees :)
close-link