Inicio Opinión Rearme Moral Civico ante una Situación Critica.

Rearme Moral Civico ante una Situación Critica.

 30/09/11. Está circulando por la red una nota, con la pretensión de idea luminosa que preconiza nada menos que una abstención masiva en las urnas como forma de protesta. Tiene toda la pinta de haber sido una iniciativa más de los hábiles ideólogos de la caverna más reaccionaria que, como siempre, ha encontrado eco en un sector combativo de la izquierda. 

por

Está circulando por la red una nota, con la pretensión de idea luminosa que preconiza nada menos que una abstención masiva en las urnas como forma de protesta. Tiene toda la pinta de haber sido una iniciativa más de los hábiles ideólogos de la caverna más reaccionaria que, como siempre, ha encontrado eco en un sector combativo de la izquierda. Se cae, una vez más, en la trampa de dejar el campo libre a la más reaccionaria derecha europea, que es la que simbolizan los que se nutren de los excrementos de las gaviotas pardas y que ya se están frotando las manos, en parte para limpiarse el chapapote (corrupción incluida) y como regocijo anticipado por verse encumbrados en lo que siempre consideran su patrimonio exclusivo: el poder absoluto. ¿Alguien cree que esa masa de adeptos cegados, en la que la propaganda y el reparto de mierda a domicilio han convertido a una parte significativa del electorado, va a dejar de votar a sus monigotes? ¡Ni borrachos! Entonces, ¿a quién beneficia la abstención?

Estamos entre la desesperación por un panorama financiero nada casual y la desorientación por la debilidad de alternativas reales de izquierda. De lo primero, la trampa que ya anticipara don Carlos (Marx, naturalmente) como el capitalismo que cava su propia fosa, pero en la que sólo son inhumados los trabajadores (contribuyentes netos), bastaría recordar la actitud del PP desde los primeros compases de este drama global: no ha aportado ni una sola iniciativa de sus lumbreras en las finanzas, esos que ahora aseguran que van a sacar a España del agujero; “Depende…” aseguraba ayer enfático el bobo solemne del puro y la excedencia. Aviso a navegantes despistados (conscientemente). Fíjense en las señales inequívocas que están enviando los maceros del PP desde las autonomías en las que los colocamos recientemente. En Castilla La Mancha, a cuyo frente está colocada, nunca mejor dicho, una señora que ha estado desaparecida de sus órganos de gobierno (siendo la teórica titular de la oposición, que algo tendría que fiscalizar, ¡se supone!) y que ahora llega y se escandaliza de unas cuentas públicas de las que ella, como oposición, no podía alegar ignorancia supina. Las quiebras brutales que tanto ella como su colega de Madrid han propinado a la inversión social dejan en pañales los recortes realizados por el Gobierno durante los meses negros de la Economía. Servicios Sociales, Educación y Sanidad es probable que no se recuperen en esta década, si lo hacen.

Desde luego debemos estar muy atentos y con exigencia máxima ante lo que ahora, con más razón que nunca, se nos presenta como contrato social. Esto quiere decir que la ciudadanía no puede entregar su voto a promesas fantasmagóricas o inconsistentes, para encontrarnos como en Cataluña después de las elecciones igual que en Inglaterra o Portugal, que se arrepintieron nada más conocer el programa… después de las elecciones. Grecia está dónde está porque un gobierno irresponsable de derechas hizo trampa en las cuentas públicas, y ahora no hay forma de cuadrarlas.

¡Por favor!, huid como de la peste de esta “alternativa” que huele a podrido porque las gaviotas llevan mucho tiempo nutriéndose con porquería, en Valencia o  en Madrid, repitiendo siempre la misma canción de populismo esclavo de oportunistas y especuladores. Es probable que los amigos del señor Rajoy que tanto le están ayudando (nada desinteresados, por cierto) creen empleo, igual que financiaron esa visita “pastoral” para corderos díscolos, pero estad seguros que el salario base no subirá de los 600 € al mes, en jornadas ampliadas y sin vacaciones. A eso llaman prosperidad. Desde luego la brecha social se ampliará, a costa de los votantes uniformados.

Se equivoca el que piense que este panorama terrorífico es fruto de la casualidad. Es resultado de una causalidad planificada desde hace, como mínimo, cuatro años. Desde poco antes de la caída financiera en cadena viene la táctica de los gaviotos de “dejar caer la pelota” indiferente a lo que ha apuntado claramente como una política de que, cuanto peor, mejor (naturalmente para ellos). El que se les vieran las vergüenzas en su intento de engañar a todo el mundo con la autoría de las bombas en los trenes de cercanías, les hizo cambiar la estrategia. Buscaron (y hallaron) complicidades, como las altas finanzas y el siempre fiel P-J R., y contrataron a precio de oro a expertos publicitas, en la seguridad demostrable que la propaganda, administrada gota a gota, puede producir el milagro de una masa aborregada. Pero no bastaba con eso, y pusieron cerco (también financiero, “¡es el mercado, tonto!”) que trajo el cierre de CNN+ como antes les había procurado la desaparición de CQC (Caiga quien caiga), eliminando todos los focos críticos. Ahora, no contentos con arrasar todos los campos, se aprestan a destruir los últimos baluartes del debate más o menos libre. Público está al borde del cierre, precedido de un ERE ruinoso para su debilitada economía; luego Murdoch, el inefable jefe del “hombrecillo insufrible” se prepara para cerrar por ahora la pinza, comprando (y anulando) a El País. ¿Duda alguien que “las tropas nacionales han alcanzado sus últimos objetivos militares”?

El único voto útil será aquél que se oponga frontalmente (y de forma activa, no con la abstención) a que esta panda de falsos políticos se instale en el poder absoluto. Sólo nos queda la posibilidad de vender cara la piel del toro que ya se están repartiendo y que antes se encargaron de martirizar. Las bocanadas de aire fresco (matrimonio entre personas del mismo sexo, aborto, de igualdad, de asistencia, etc.) están a punto de ser anuladas o disfrazadas hasta que no las conozca ni la madre que las parió. La tan deseada anulación de los ignominiosos Acuerdos con el Vaticano puede esperar… otros tantos años más.

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Suscríbete a nuestro boletín
Toda la información directamente a tu email.
¡Sin spam, solo noticias de interés!
SUSCRIBIRME
Podrás darte de baja cuando lo desees 🙂

Deja un comentario

* Al enviar este comentario estás aceptando nuestra política de privacidad y política de cookies.

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?
Suscríbete a nuestro boletín
Toda la información directamente a tu email.
¡Sin spam, solo noticias de interés!
SUSCRIBIRME
Podrás darte de baja cuando lo desees :)
close-link