Inicio Notas de prensa El fracasado modelo de gestión del PP ha costado 626.000 euros

El fracasado modelo de gestión del PP ha costado 626.000 euros

09/03/2010. En respuesta a una pregunta de Izquierda Independiente hemos sabido el coste de la estructura gerencial que implantó el gobierno hace dos años y que recientemente ha desmantelado ante la evidencia del fracaso: estos dos años han supuesto 626.000 euros de las arcas municipales, más de 100 millones de las antiguas pesetas.

por

En octubre de 2007 el Partido Popular aprobó un nuevo modelo de gestión para el Ayuntamiento. La incorporación de gerentes al servicio de los concejales y la transformación de los habilitados nacionales en cargos directivos del gobierno iba, decían, a modernizar el Ayuntamiento y hacerlo más eficaz. Izquierda Independiente advirtió entonces que una estructura de jefes sin contar con la plantilla era una muestra de la incapacidad de los concejales por dirigir sus áreas y  que en lugar de modernizar, generaría más burocracia, menos confianza de los trabajadores y más gasto para el Ayuntamiento.

Dos años después la realidad le ha dado la razón a Izquierda Independiente. El gobierno popular no ha tenido más remedio que desmantelar una estructura directiva que estaba generando más perjuicios que beneficios. El balance final de este tiempo es el de una plantilla de trabajadores desmotivada, dos años perdidos, y un coste para los vecinos de 626.000 euros en sueldos, más de 100 millones de pesetas.

El dato del coste que fue proporcionado por la propia Concejala de Recursos Humanos en el pasado pleno de febrero, no incluye otros puestos directivos nombrados por el PP en estos dos años, como la segunda gerencia de la EMSV.

Para Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente, “El modelo que han tratado de imponer a los trabajadores es el mismo que ha impuesto a los vecinos: mucha propaganda y poca participación, no escuchar a la ciudadanía ni, en este caso, a unos trabajadores que no querían más jefes en la estructura municipal”. Para Holguera, “Quisieron poner a una serie de cargos de confianza al frente de las delegaciones, para liberar a los concejales del trabajo que les corresponde. Al final los trabajadores han entendido este modelo como un desinterés por parte de los concejales del gobierno hacia su trabajo”

"La dirección de las delegaciones municipales debe hacerse desde la confianza y el trabajo conjunto con la plantilla. Sólo así se consigue motivar a los que al final ponen en marcha los servicios municipales. Sin embargo el PP ha hecho lo contrario, distanciándose de la plantilla, desentendiéndose de su trabajo y poniendo a cargos de confianza como intermediarios". Y concluye Holguera, "El resultado: un modelo fracasado, dos años perdidos y 626.000 euros de los vecinos menos para las arcas municipales".

Deja un comentario

* Al enviar este comentario estás aceptando nuestra política de privacidad y política de cookies.