Entradas

P.MANCEBO

Izquierda Independiente denuncia la precarización de los contratos municipales

Cuando el Ayuntamiento decide externalizar o privatizar servicios con contratos a la baja fomenta el empleo precario, el empeoramiento de las condiciones labores y el mal servicio. El último caso ha sido el recorte de 20.000€ para los cursos de la Universidad Popular.

P.MANCEBO

El gobierno de Sanse, formado por el PSOE, GS y la concejala tránsfuga, la Sra. Pérez, está primando el presupuesto frente a la calidad ofrecida a la hora de adjudicar concursos públicos. Así, potencian la temporalidad y los sueldos bajos, lo que tiene una relación directa con la pérdida de calidad en el servicio prestado.

Un ejemplo de ello es la Universidad Popular “José Hierro” de San Sebastián de los Reyes. Pese a ser un referente en lo que a educación no reglada se refiere, así como un espacio formativo de calidad para aquellas personas que no pueden acceder a otro tipo de formación, el actual gobierno de Sanse ha decidido eliminar 20.000€ del presupuesto de Cultura para los cursos impartidos en la UP. Esto supone un empeoramiento de las condiciones laborales del profesorado y repercutirá negativamente en el servicio ofrecido a la ciudadanía. De hecho, ninguna empresa ha presentado su oferta debido a las malas condiciones ofrecidas por el Ayuntamiento quedando desierto el concurso. Esto obliga ahora a iniciar un procedimiento para negociar un contrato sin publicidad e intentar llegar a tiempo al inicio del curso en octubre.

Esta forma de hacer “caja” resulta aún más grave porque la delegación que ha recortado esos 20.000€ es Cultura, gestionada por la concejala tránsfuga, la Sra. Pérez. Disminuir el presupuesto destinado a una formación al alcance de todos los vecinos y vecinas va contra el programa electoral del partido que la presentó a las elecciones, Izquierda Independiente.

El partido local defiende la importancia de apostar por contratos municipales de calidad con empresas que garanticen tanto un buen servicio como buenas condiciones laborales. Un gran ejemplo es el Ayuntamiento de Barcelona, que incorporando criterios sociales y laborales ha garantizado que las empresas adjudicatarias de los contratos paguen un salario superior a los 1.000 euros.

Esperando a la municipalización de servicios

Izquierda Independiente sigue denunciando que hay numerosos servicios que se subcontratan con empresas privadas y que se podrían prestar a través de una empresa municipal, ahorrando costes y mejorando las condiciones laborales. Para ello el Ayuntamiento de Sanse, a instancias del partido local, creó la Comisión para el Estudio de la Municipalización de Determinados Servicios. Esta Comisión aprobó el año pasado elevar al pleno del Ayuntamiento una propuesta de modificación de los estatutos de la EMSV para convertirla en Empresa Municipal de Servicios y Vivienda y posibilitar así la municipalización. Pero ni el Alcalde ni el resto del gobierno formado por el PSOE, GS y la concejala tránsfuga han avanzado en este tema.

Otros ayuntamientos como de Cádiz ya han comenzado a remunicipalizar servicios que antes realizaban empresas privadas garantizando además el trabajo a las trabajadoras, demostrando que la municipalización no solo supone un ahorro económico.

“El gobierno debe apostar por contratos que ofrezcan un buen servicio para los vecinos y vecinas y que garanticen unas condiciones laborales buenas, por eso no podemos permitir que se sigan ofertando contratos a la baja como el de la Universidad Popular”, comenta Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente. “Asimismo, la municipalización no es solo una opción política viable jurídica y económicamente, sino que también es más eficiente, sostenible y garantista de los derechos de las y los trabajadores. Está en manos del gobierno mejorar el servicio y el salario de la gente”, concluye.

Archivo:

Pleno Febrero 2015 – Vivienda Social

Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente, denuncia que el Plan General que quiere aprobar el PP no apuesta por la vivienda social, pues la mayoría de viviendas “públicas” contempladas son viviendas VPPL, una tipología que por culpa de la Comunidad de Madrid pueden venderse por más de 250.000 euros, y eso no son viviendas que respondan a ninguna necesidad social. La mayoría de viviendas contempladas en el modelo de ciudad que quiere implantar el PP son viviendas libres, muchas de ellas de lujo y en nuevas urbanizaciones o en el Parque de la Marina.

Archivo: