Entradas

trabajadora-off-thinkstock

El gobierno de Sanse incluye peores condiciones que el PP en los contratos municipales

Izquierda Independiente denuncia que no solo no se han mejorado en los contratos municipales los criterios que valoran la calidad de los servicios respecto a la época del PP, sino que ahora que toca renovaros los han empeorado, dando más importancia a la oferta económica que a las prestaciones ofrecidas y a las condiciones laborales del personal.

trabajadora-off-thinkstock

Tras revisar los últimos pliegos aprobados, Izquierda Independiente ha detectado que el gobierno de San Sebastián de los Reyes, liderado por el PSOE y sostenido por una concejala tránsfuga, está apostando por condiciones contractuales que buscan el beneficio económico frente a la calidad del servicio prestado y las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras. Esto es algo que no solo ha criticado el partido local, sino también algunos técnicos municipales en sus informes, donde ya señalan que se le está dando demasiado importancia a la oferta económica.

Un claro ejemplo es el pliego, impulsado por la concejalía de Cultura, para adjudicar el servicio de asistencia técnica en el Teatro Adolfo Marsillach de Sanse. Un problema reiterado de este contrato ha sido la falta de horas del personal técnico, lo que ha impedido a muchas asociaciones y colectivos del municipio disfrutar de este espacio municipal. Por esta razón Izquierda Independiente no entiende que, ahora que existe la posibilidad de mejorar estas condiciones con un nuevo contrato, el gobierno no solo no exija más horas de personal en el pliego, sino que reduzca la puntuación de dicho criterio: con el pliego del 2013 del PP se otorgaban hasta 5 puntos para la ampliación de las horas ofrecidas. Con el nuevo pliego de 2017 el máximo son solo 2.

Además, el gobierno ha subido hasta 70 – sobre un total de 100 – los puntos que se conceden a las empresas en función de la oferta económica que hagan, 10 más que los que otorgaba el PP. Esto supone que la compañía que ofrezca el precio más bajo tendrá muchas más posibilidades de adjudicarse el contrato aunque las condiciones que ofrezca tanto de servicio como laborales sean peores, por lo que se está fomentando el empleo precario.

Lo mismo ocurre con el pliego para adjudicar el servicio del personal de Sala del Teatro Adolfo Marsillach, donde también se prima el beneficio económico con otros 70 puntos sobre 100, o en el del personal de bibliotecas, donde a pesar de haberse denunciado la precariedad laboral del personal el gobierno de Sanse ha optado por prorrogarlo en lugar de cambiarlo cuando podía.

En semanas pasadas Izquierda Independiente ya denunció que para los cursos de la Universidad Popular el actual gobierno tampoco incrementó un solo euro la dotación económica o las condiciones laborales de un personal que lleva años con sus infrasueldos congelados pero sí exigía en los nuevos pliegos más cursos por el mismo dinero.

Todo ello supone que estos pliegos no solo no busquen mejorar la Cultura de la localidad, sino que tienen peores criterios sociales que los gestionados por el PP a pesar de incluir ahora un apartado específico para los mismos, ya que al valorar este con solo 10 puntos el resultado final es el ya expuesto: que la oferta económica es lo que más prima a la hora de adjudicar el contrato.

Para Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente “es lamentable que un gobierno que afirma ser de izquierdas favorezca el beneficio empresarial, incluso más que en la época del PP, por encima de lacalidad del servicio y de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras. Más aún cuando esto repercute negativamente en todos los vecinos, vecinas y asociaciones de Sanse al tratarse de pliegos que afectan al servicio técnico que se ofrece en el Teatro Adolfo Marsillach o en las bibliotecas de Sanse”.

“Mientras que para Festejos este gobierno sí es capaz de encontrar casi un millón de euros en dos años, para Cultura y para sus personla subcontratado ni siquiera se les incrementa el IPC. Esperamos que nuestra queja sirva para que los próximos pliegos cuenten con verdaderos criterios sociales que permitan que el contrato se adjudique a empresas que sí se preocupan por estos temas”, concluye Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente.

Archivo:
empleo

Empleo: bien, pero no suficiente

29/07/2016.- La tasa de paro seguirá cayendo, pero es necesario elevar la productividad y la demanda.

El mercado laboral sigue dando buenas noticias a corto plazo y menos buenas a medio y largo plazo. Durante el segundo trimestre del año, la encuesta de población activa (EPA) indica que se crearon más de 271.000 empleos, que la tasa de paro se ha situado en mínimos desde 2008 (20%) y que el número de parados ha bajado hasta 4.574.700. Es una evolución coherente con la tasa de crecimiento conocida.
 
El problema es que esto no es suficiente; vale para un periodo de transición al final del cual haya expectativa de más empleo estable en sectores productivos que no sean la hostelería, el turismo o la construcción. Se trata de que el crecimiento de los próximos cinco años no esté concentrado, como antes de la recesión, en los sectores mencionados; se trata de aumentar la inversión, el número de empresas y el empleo en sectores más resistentes a la crisis, y se trata de elevar la productividad.
Pero nada de esto se aprecia como preocupación prioritaria. El debate está enquistado en la macroeconomía del ajuste —es un requerimiento inmediato—, sin dedicar un solo minuto a la reforma del patrón de crecimiento que necesita la economía. Si eso tranquiliza a Rajoy y Guindos, es casi seguro que durante los próximos trimestres seguirá cayendo el paro y aumentando el empleo; pero como eso no garantiza la recuperación de las rentas, la estabilidad financiera seguirá siendo precaria, la demanda de consumo seguirá siendo insuficiente y la inversión no repuntará en los mercados con mayor valor añadido.
Es inevitable comparar la evolución laboral con los mediocres resultados de las empresas cotizadas.En esa relación se perciben los límites de esta etapa de crecimiento que vivimos. La economía necesita un shock de demanda; un Gobierno en funciones no está en condiciones de aplicarlo y un Gobierno estable tendrá que pelearlo en Bruselas. En esas estamos.

http://elpais.com/elpais/2016/07/28/opinion/1469729426_707612.html  

Archivo: