Entradas

MAF La Plaza septiembre

Las pensiones no son un problema, ¡son una necesidad!

Nuestro concejal Miguel Ángel Fernández habla en La Plaza de la importancia de asegurar el sistema público de pensiones y apoya, en nombre del partido, las marchas y movilizaciones organizadas por UGT y CCOO para reclamar unas pensiones dignas.

MAF La Plaza septiembre

Archivo:
1449059022_109647_1449059411_noticia_normal

Empleo saca otros 7.750 millones del Fondo de Reserva de las pensiones

El Gobierno ha utilizado más de 53.000 millones del dinero ahorrado durante la época de bonanza

El Ministerio de Empleo sacará 7.750 millones del Fondo de Reserva para pagar las pensiones en diciembre, cuando se cobra la extra de Navidad. Este dinero se suma a los casi 6.300 millones que utilizó en verano, tanto de la hucha de las pensiones como del excedente de la gestión de las mutuas de accidentes laborales, según ha anunciado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.
 
Tras esta disposición, en el Fondo de Reserva quedan acumulados 34.421 millones de euros si la cuenta se hace al precio del mercado al que fueron adquiridos los activos con los que cuenta, casi exclusivamente bonos de deuda pública española. Esto es es el equivalente al 3,29% del producto interior bruto (PIB). Sube algo si se mide sobre el precio actual de mercado de esos activos, 36.928 millones.
 
Durante esta última legislatura, se han consumido casi 45.500 millones de euros procedentes del Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones, que durante los años de bonanza llegó a acumular casi 70.000 millones en activos. Pero la cuenta de lo gastado para pagar las prestaciones de la Seguridad Social no se detiene aquí. A la primera cantidad hay que sumar los más de 8.000 procedentes de los excedentes de la gestión de las Mutuas de Accidentes de trabajo.
 
El dinero sacado del Fondo de Reserva durante 2015 supera con creces lo previsto inicialmente en los presupuestos. La cantidad total que contemplaban las cuentas de la Seguridad Social eran 8.446 millones, al final lo gastado este año, teniendo solo en cuenta lo utilizado del Fondo de Reserva, asciende a 11.250 millones. Y a esta cantidad hay que añadir la que procede de las mutuas, hasta sumar 14.000 millones.
 
Una cifra no definitiva
 
Fuentes oficiales de Empleo apuntan que estos 14.000 millones no son la cifra definitiva. Aún falta por sacar del Fondo de Reserva una cantidad adicional para afrontar la liquidación del IRPF que tienen que pagar los pensionistas y que la Seguridad Social ingresa en Hacienda en diciembre.
 
La primera vez que se utilizó la hucha de las pensiones fue hace ahora tres años. A finales de 2012, el Gobierno tuvo que emplear 7.000 millones para pagar la extra navideña. Ese año ya se registró un déficit abultado en la Seguridad Social, y desde entonces no ha hecho más que crecer. Para este año, organismos oficiales como la Autoridad Fiscal, calculan que el déficit del instituto previsor rondará el 1,5% del PIB.
 
El principal motivo de estos números rojos, que fuerzan el uso de la hucha de las pensiones, se debe a la caída de los ingresos por cotizaciones sociales, que tocaron techo en 2008, cuando la Seguridad Social recaudó 108.000 millones por este concepto. En los últimos años, en cambio, el instituto previsor apenas ha recibido de las cotizaciones poco menos 100.000 millones, una cifra ligeramente inferior a la que previsiblemente ingresará este año.

55d895314d9f9

El modelo de creación de empleo de Rajoy pone en peligro las pensiones

Noticia de publico.es"."

25/8/15. La recaudación media por cotizaciones sociales lleva dos años bajando debido a la caída de los salarios, las bonificaciones a la contratación y el aumento del trabajo por horas.

Los últimos datos conocidos sobre la recaudación de la Seguridad Social, correspondientes al primer semestre de 2015, revelan que los ingresos por cotizaciones están creciendo muy por debajo de lo que lo hace el empleo, con grave riesgo para el equilibrio del sistema, que lleva tres años exprimiendo el Fondo de Reserva (más conocido como la hucha de las pensiones) para estar en condiciones de atender puntualmente todos sus pagos.
 
Entre enero y junio, el número medio de afiliados a la Seguridad Social fue de 16.927.722, con un incremento del 3,2% frente a los 16.404.270 contabilizados en el primer semestre de 2014. Sin embargo, la recaudación creció en el mismo periodo apenas un 0,8%, al pasar de 49.601,63 a 49.982,24 millones de euros. Como consecuencia de ello, la cotización media, que en la primera mitad de 2014 había sido de 3.023 euros, bajó este año a 2.952 euros.
 
 
La caída de la cotización media resulta todavía mayor si se toma como referencia el primer semestre de 2013, cuando alcanzó los 3.039 euros. La Seguridad Social obtuvo entonces 49.389 millones gracias a las cuotas obligatorias que recaen sobre empresarios y trabajadores; es decir, sólo 1,1% menos que entre enero y junio de 2015. Y eso a pesar de que la diferencia en el número de afiliados entre un momento y otro fue del 4,2%.
 
Espejismo estadístico
 
El desfase entre el ritmo de creación de empleo y el de la recaudación de la Seguridad Social obedece a razones como la caída de los salarios, el aumento de las bonificaciones a la contratación y, muy especialmente, al recurso masivo de las empresas al trabajo por horas.
 
Este último fenómeno propicia que dos medias jornadas se reflejen en las estadísticas como dos empleos, pero en realidad coticen prácticamente como uno solo de 40 horas semanales.
 
No se trata, además, de un fenómeno aislado, sino cada vez más extendido, según puede deducirse de los datos que facilita la propia Administración. Así, por ejemplo, la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2015 cifra en 17.454.800 el número de ocupados, lo que supone medio millón más que entre enero y marzo de 2014. En cambio, el aumento de las horas de trabajo equivalió en ese periodo a sólo 310.000 jornadas completas.
 
Con el modelo de creación de empleo de baja calidad por el que ha apostado el Gobierno de Mariano Rajoy, nada tiene de particular que a la Seguridad Social le cueste cada vez más cuadrar sus cuentas. Hasta el punto de que, de un tiempo a esta parte, los ingresos dan para sufragar el coste mensual de las pensiones, pero no las pagas extras ni las retenciones por IRPF que periódicamente se ingresan en las arcas de Hacienda.
 
Para sortear la situación, desde 2012 el Gobierno viene detrayendo importantes fondos de la hucha de las pensiones, que no se creó con el fin de cubrir estos desequilibrios, sino el brusco aumento de beneficiarios que se producirá cuando empiecen a jubilarse, allá por 2023-2024, los trabajadores que nacieron durante el baby boom. Hasta ahora, Rajoy ha sacado 41.000 millones de la hucha y para 2016 está previsto sacar más de 6.000 milones más.
 
Rajoy se muestra “muy tranquilo” con el sistema de pensiones
 
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado no obstante “muy tranquilo” este sábado con el sistema de pensiones. “Las pensiones se pagan con las cotizaciones de la seguridad social y, por tanto, cuantas más personas trabajen y coticen, más y mejores pensiones habrá en el futuro”, ha relatado en su visita a la localidad lucense de Portomarín, para luego volver a hacer hincapié en que está “muy tranquilo” con el sistema de pensiones en España, pues han sido “la única partida de los presupuestos” que en “la gravísima crisis económica no ha bajado nunca”. “Ha sido la única que ha subido siempre”, ha apostillado.
 
“Ahora, otra de las cosas que se puede estudiar es que las pensiones contributivas se paguen solo con cotizaciones de seguridad social, y ya viudedad y orfandad se empiecen a pagar con impuestos”, ha avanzado Rajoy, quien considera que ésta es una cuestión “puramente técnica”, aunque “importante”. “Pero lo importante de verdad es que la gente siga recibiendo su pensión”, ha zanjado.

55c9f4af673d6-r_1439378399568-215-102-803-405

La hucha de las pensiones sólo da ya para tres meses

Noticia del medio digital publico.es"."

12/8/15. Rajoy le ha dado un hachazo de más de 41.000 millones de euros en lo que va de legislatura y para 2016 prevé otros 6.000. La mala calidad del empleo y el descenso de los salarios impiden que la Seguridad Social equilibre su presupuesto.

La creación de empleo de la que alardea el Gobierno no está contribuyendo a equilibrar el presupuesto de la Seguridad Social, que desde 2012 cierra con déficit año tras año. Las cotizaciones de trabajadores y empresarios son suficientes para cubrir el coste mensual de las pensiones, pero no las pagas extraordinarias de julio y diciembre, ni las retenciones a cuenta del IRPF que hay que ingresar en Hacienda.

De ahí que Mariano Rajoy venga recurriendo de forma sistemática al Fondo de Reserva, constituido en 2000 con el fin de tener un colchón cuando se empiece a jubilar la cuantiosa generación del baby boom a mediados de la próxima década.

 
Ese uso de la conocida popularmente como hucha de las pensiones tiene poca relación con su concepción original, lo que no ha impedido que el Gobierno le haya dado un hachazo de más de 41.000 millones de euros durante la legislatura. Como consecuencia de ello, el fondo dispone ahora de 39.520 millones, muy por debajo de la cifra con la que contaba al cierre de 2011.

Los Presupuestos Generales del Estado prevén para el año que viene un nuevo mordisco, esta vez algo más moderado: unos 6.283 millones, aunque todo depende de que lo que suban las aportaciones por cuotas, muy perjudicadas por la baja calidad del empleo y por la caída de los salarios. 

De tres trimestres a uno

La hucha de la pensiones podría acumular ya más de 100.000 millones de euros si el Gobierno hubiera continuado nutriéndola en vez de drenarla para compensar los déficit de los últimos años, que son fruto en buena medida de la brutal destrucción de empleo derivada de la crisis y de las políticas que han contribuido a facilitarla.

Esos 100.000 millones darían, en números redondos, para pagar cubrir tres trimestres, mientras que el dinero que queda actualmente en el fondo llegaría a duras penas para sufragar uno. Algunos expertos, además, advierten de que o se acaba con el deterioro del mercado laboral o el fondo corre serio peligro de agotarse antes de 2020, en vísperas del fuerte aumento de beneficiarios por el que fue creado.
 
De todas formas, la hucha de las pensiones no ha sido utilizada sólo para cuadrar las cuentas de la Seguridad Social, sino también para financiar al Estado en la época en que más reacios eran a hacerlo nuestros habituales prestamistas, a pesar incluso de la existencia de una elevada prima de riesgo. La política de inversiones del fondo, no obstante, es en general muy conservadora, lo que le ha permitido capear con éxito el temporal de la crisis y obtener rentabilidades superiores a otros operadores. 


Desde 2001, en que se le dotó con los primeros 600 millones de euros, ha ganado unos 24.000 millones comprando y vendiendo activos. El fondo tiene vetado actuar en el mercado de renta variable, por razones de seguridad y porque su potencia podría ser muy perturbadora para la Bolsa española.

Según datos oficiales correspondientes a junio de este año, de las pensiones de la Seguridad Social dependen 9.293.058 españoles, casi una cuarta parte de la población total. La mayoría de ellos (concretamente, 5.632.018) están jubilados; 2.351.794 cobran por viudedad; 930.888 sufren una incapacidad laboral permanente, y 330.342 son huérfanos.

El presupuesto para 2016 ronda los 135.000 millones, de los que 83.561 irán destinados a las pensiones de jubilación, con un coste medio por beneficiario que no llega a los 15.000 euros anuales.“

presupuestos-2015

Unos presupuestos mentirosos.

Articulo de Opinión del Blog Aquí no se fía"."

8/8/15. Los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año esconden” datos relevantes para la sociedad, en este análisis podemos encontrarlos. “

Si la presentación de los Presupuestos Generales del Estado suele tener una clara dimensión propagandística, sobre todo cuando hay elecciones de por medio, la que ha hecho el Gobierno esta semana de los correspondientes a 2016 ha sobrepasado con creces los límites de lo obsceno. Después de machacarnos sin misericordia durante los cuatro años de la legislatura que está a punto de concluir, a base de recortes y subidas de impuestos básicamente injustas, Mariano Rajoy pretende ofrecer su cara más amable ahora que vamos a ser llamados de nuevo a las urnas.

Si antes era prioritario reducir el déficit público costara lo que costara, aunque el bienestar de miles y miles de familias se quedase por el camino, eso ya carece de importancia y el mensaje predominante es que los ciudadanos tienen derecho a recuperar el terreno perdido. Como si ese terreno lo hubieran perdido de forma accidental, por un descuido, en vez de por culpa de las decisiones, muchas veces crueles, que el PP ha venido tomando en el conjunto de España desde que recuperó el poder en diciembre de 2011.

Rajoy primero, Cristóbal Montoro a continuación y, por supuesto, todos sus corifeos políticos y mediáticos han destacado el carácter “social” de los presupuestos con el mismo ahínco que habría puesto José Solís Ruíz, aquel ministro de Trabajo de Franco que pasaba por ser “la sonrisa del régimen”. Ese pretendido carácter social se justificaría por las subidas que experimentan algunas partidas que hasta ahora habían corrido peor suerte; pero se trata de mejoras tan ridículas que difícilmente van a tener un impacto real en la calidad de vida de los ciudadanos; en particular, la de los más necesitados.

El gasto en pensiones crecerá un 2,8%, sí, pero porque habrá un mayor número de jubilados, no porque quienes ya se encuentran en esa situación vayan a cobrar mucho más, pues la subida general será sólo de un 0,25%. Los fondos destinados a dependencia aumentarán en 70 millones de euros, una minucia comparados con los 1.172 destinados en 2015 y con los sistemáticos hachazos de los últimos años, que han dejado a casi medio millón de personas en lista de espera. La dotación presupuestaria para becas, en fin, tan socavada por el Gobierno con el diligente beneplácito de aquel ministro de Educación de triste recuerdo llamado José Ignacio Wert, se incrementará un irrisorio 0,2%.

Pese a que se trata de una milonga colosal, el Gobierno ha presentado estas medidas igual que si señalaran la tierra de promisión que los españoles empezamos a atisbar gracias a sus políticas. Y, por si fuera poca su desfachatez, se ha atrevido a anunciar también nuevos beneficios para los ciudadanos en el futuro, como la rebaja del IRPF, si vuelven a otorgar la confianza al PP en las próximas elecciones generales. El mensaje es tan simple como descarado: con nosotros, el cielo está al alcance de la mano; con los otros, vamos de cabeza al precipicio. Una idea tan infantil como maniquea, pero que, debidamente sembrada en colectivos propicios a ello, puede resultar muy eficaz.

5511310d5c0fd-r_1427190093856-82-18-2909-1475

El Gobierno vacía la hucha de las pensiones casi un 40% en tres años

Noticia del periódico digital ´publico.es´.

24/3/15.  El Ejecutivo reconoce que en 2015 seguirá sacando dinero del fondo de reserva de la Seguridad Social.

El Gobierno sigue vaciando el fondo de reserva de la Seguridad Social. Desde 2011, cuando el PP llegó a la Moncloa, el Ejecutivo ha sacado cerca de un 40% de los 66.800 millones de euros que había en la hucha de las pensiones hace tres años. Este lunes, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha confirmado en la presentación del informe anual en el Congreso que a 31 de diciembre de 2014 en el fondo quedaban 41.364 millones.

Y ahí no quedará la cosa. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha reconocido que lo más probable es que también este año haya que recurrir a la hucha para poder hacer frente a todas las obligaciones de pago a los pensionistas, aunque confía en que el incremento del empleo y de la recaudación por cotizaciones permita reducir la cantidad utilizada.

Burgos ha hecho hincapié durante sus declaraciones en que el fondo de reserva es un “instrumento al servicio del mantenimiento y la mejora del poder adquisitivo de los pensionistas”, y en que el uso que se ha hecho de él en los últimos años “ha respondido a ese objetivo” y ha sido “razonable y acorde con las necesidades del sistema”.

En este sentido, el secretario de Estado ha reconocido que “la previsión es seguir utilizando el fondo de reserva hasta que se recupere por completo el equilibrio presupuestario” en la Seguridad Social, aunque ha recordado que el “importante incremento de afiliación de los últimos meses” y de la recaudación “augura un porvenir positivo” para el sistema.

En 2014, el Gobierno sacó 15.300 millones de euros, una cifra que ha ido aumentado desde 2011: en 2012 fueron 7.000 millones y en 2013 11.648 millones. En total, unos 34.000 millones en apenas tres años.

Por último, el secretario de Estado ha confirmado que actualmente la totalidad del fondo de reserva está invertida en deuda española, algo que “ahora tiene más sentido que nunca” a la vista de la rentabilidad que se obtiene con los bonos nacionales. En unos días Burgos comparecerá ante la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso para debatir todos los pormenores del informe anual con los grupos parlamentarios. Aunque esta intervención estaba prevista inicialmente para el miércoles, podría retrasarse finalmente incluso hasta después de la Semana Santa.

Pleno Noviembre 2014 – En defensa de las pensiones

Miguel Ángel Fernández, Concejal de Izquierda Independiente, defiende la moción presentada por toda la oposición municipal en la que se pide que se convoque un referéndum para que la ciudadanía decida si proteger las pensiones en la Constitución, una petición que surge de una mesa estatal que agrupa a cientos de organizaciones que ven como peligra el futuro de las pensiones y reclaman una mayor protección para un derecho básico.

Archivo: