Entradas

Las familias de Juan Gris piden que Lazora sea declarada ‘non grata’ por el Ayuntamiento de Sanse

Además, quieren que se penalice a esta empresa frente a la adjudicación o venta de suelo público en la localidad

Concentración contra Lazora frente al Ayuntamiento de Sanse

sermadridnorte.com

Las familias de Juan Gris 3 afectadas por la subida de los alquileres de sus viviendas públicas adquiridas por Lazora, han vuelto a manifestarse. En este caso, a las puertas del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes para iniciar una campaña de recogida de firmas que pretende pedir a los partidos políticos presentes en el consistorio que en el pleno municipal, Lazora sea declarada “non grata”.

Las familias quieren además que en el marco de la adjudicación y venta de suelo público, vivienda residencial u otro patrimonio público,“se limite cualquier negocio especulativo” que pueda intentar este grupo empresarial.

Ambas decisiones, piden los afectados, serán trasladadas a la Comunidad de Madrid para que les penalice también, y a la Federación de Municipios de Madrid, recordando que “las malas prácticas de Lazora”, afirman, se están repitiendo en toda la región.

Las viviendas de protección pública de la calle Juan Gris pasaron a ser de régimen libre en 2016. Cuando se fueron caducando los contratos de alquiler de las familias, que denunciaron subidas de hasta un 60% empezaron los problemas y las movilizaciones. Los afectados señalaron que las rentas planteadas superaban el precio de mercado en la misma zona e incluso eran más altos que los que la propia Lazora ofrecía en su web para nuevos inquilinos.

Los vecinos denuncian que Lazora ha incumplido el mandato de la moción aprobada el pasado mes de julio el pleno de Sanse en la que se le instaba a iniciar una negociación con las familias afectadas, la PAH y el ayuntamiento para mantener unos alquileres asequibles.

http://cadenaser.com/emisora/2018/09/11/ser_madrid_norte/1536665199_347390.html

Archivo:

El Gobierno de izquierdas dará prioridad en las viviendas públicas a familias en riego de deshaucio

San Sebastián de los Reyes contra los desahucios

19/11/12. La EMSV, presidida por Rubén Holguera de Izquierda Independiente, aprueba la utilización de las viviendas públicas de alquiler como solución a familias en situación o riesgo de desahucio.

Ni un desahucio más en Sanse” es una de las máximas recogidas en el acuerdo de trabajo del nuevo gobierno de izquierdas de Sanse. Ver el “Acuerdo de gobierno 2015-2019“.

A nadie se le escapa que la solución al tema de los desahucios es una demanda social y urgente, tras las terribles consecuencias que para muchas familias está suponiendo la actual crisis financiera y económica que se vive desde 2008.

 
En este 2015, con la entrada del nuevo gobierno de izquierdas y de Rubén Holguera como nuevo presidente de la EMSV se está potenciando que este organismo priorice en esta línea de actuación.

 
Como primer paso en el Consejo de Administración de la EMSV que se celebró en la mañana de ayer, se aprobó una medida dirigida a priorizar en el acceso a las viviendas públicas de alquiler a aquellas personas o familias en riesgo de desahucio.
 
A partir de ahora y en estrecha colaboración con los servicios sociales municipales, aquellas personas o familias que estén en situación o riesgo de desahucio, podrán tener prioridad en la lista de espera de viviendas públicas de San Sebastián de los Reyes. Una medida que además está incluida en el protocolo anti desahucios aprobado en San Sebastián de los Reyes junto con las plataformas de afectados por la hipoteca.
 
Para Rubén Holguera, 1er Teniente de Alcalde, Presidente de la EMSV y Portavoz de Izquierda Independiente “Es una exigencia que desde la PAH de Sanse se ha pedido en los últimos años y es por tanto algo que el nuevo gobierno de izquierdas quiere realizar. Vamos a destinar recursos para ofrecer al colectivo de personas afectadas en Sanse, alternativas de vivienda a precios asequibles. Ninguna familia de Sanse debe quedarse en la calle por no poder pagar una letra o determinado alquiler, y para ello ponemos en marcha estas medidas desde el nuevo gobierno de izquierdas”.
 

“Divide y vencerás”

Articulo de Opinión de la Cadena SER Comunidad de Madrid

6/3/15. Interesante reflexión sobre como nuestros gobernantes actuales prefieren ayudar a los poderosos que al resto de la gente. 

Al igual que un trabajador pelota, que para congraciarse con el jefe traiciona a sus compañeros, el Presidente Rajoy ha decidido ser el alumno más aventajado de la dueña de Europa. Entre los gobiernos europeos, el español ha sido el más beligerante y crítico con el nuevo ejecutivo griego, sea por miedo a que las medidas del gobierno de Syriza tengan éxito y puedan suponer un cambio político en nuestro país, o sea porque piensen que atacando a Grecia la señora Merkel y Alemania van a ser más benévolos con España. La realidad es que nuestro gobierno ha decidido ser más papista que el Papa y exige a Grecia más austeridad y más recortes, rompiendo una posible alianza con los otros países damnificados por las políticas económicas de austeridad, los despectivamente denominados PIGS[i], y olvidando aclarar en sus declaraciones públicas que nuestro país no salió al rescate de Grecia, sino al de los bancos que tenían deuda griega.

La actuación de nuestros gobernantes es un ejemplo claro de que es más fácil congraciarse con el poderoso que apoyar al débil. Siempre se necesita un chivo expiatorio a quien hacer responsable de nuestras desgracias, máxime cuando los responsables son fuertes y de difícil acceso. En mi ciudad han aparecido panfletos de un grupo de ultraderecha y fascista en que, con un claro cariz xenófobo y de propaganda electoral, se pide que los servicios y los derechos sociales sean solo para los españoles. Una vez más pretenden enfrentar entre sí a los más pobres y desfavorecidos. Lo que este grupo olvida es que los responsables de la situación económica que vivimos no son aquellos que necesitan ayuda, sea cual sea su nacionalidad o lugar de nacimiento, sino los gobernantes que han eliminado las ayudas sociales, aplicando fuertes recortes en derechos básicos como educación, vivienda o sanidad. Quienes han quitado las becas para comedor o libros de texto no han sido los compañeros de clase de mis hijas que provienen de otros países, sino el ministro Wert o la Consejera de Educación de Madrid, Lucía Figar. Las familias inmigrantes de mi colegio no son las responsables de la reducción de profesores, de la eliminación de los apoyos o de la no sustitución del profesorado enfermo: de esto son responsables los recortes que los gobiernos autonómico y central han realizado, y que han ido destinados a rescatar a los bancos y a las cajas de ahorro. Solo el rescate de Caixa Galicia y Caixa Catalunya (10.000 millones de euros) es igual a lo recortado en sanidad y educación. Entonces, ¿quién es el enemigo del bienestar de los ciudadanos españoles? ¿Es el hijo de un emigrante o el banquero manirroto y el político corrupto que ha permitido sus desmanes?

A los que tienen el poder y los boletines oficiales les es fácil conseguir enfrentar a los ciudadanos entre sí. Un ejemplo claro lo tenemos en la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid: en 2012, ante la unidad de padres, profesores y alumnos contra los recortes en educación, que provocaron varias huelgas y movilizaciones en colegios, institutos y universidades, la Consejería vio una oportunidad única para romper esta unidad, flexibilizando la norma que posibilita la implantación de la jornada continua en los colegios públicos. En parte lo ha conseguido, ya que esta modificación ha provocado que cuando llega enero o febrero se inicie, en todos los colegios públicos de la Comunidad, una discusión que enfrenta, por un lado, al profesorado con una parte de las familias y, por otro, a unas familias contra otras, en un falso debate sobre las bondades de una u otra jornada escolar, bajo la que subyace en realidad la defensa de los intereses particulares de cada sector. Se supone que la Comunidad de Madrid es la que tendría que velar por el interés de los alumnos y, por tanto, es quien tendría que decidir, a partir de estudios serios y fiables y con el asesoramiento de expertos, qué tipo de jornada es la mejor para los estudiantes de nuestra Comunidad. Estoy absolutamente convencido de que el interés del alumnado no es el objetivo que persigue la Consejería de Educación, y su intención real es dividir a las familias y docentes de la escuela pública con el único objetivo de dinamitar las protestas contra los recortes.

Lo dicho: divide y vencerás.

{1} PIGS significa en inglés cerdos y son las siglas de Portugal, Irlanda, Grecia y España (Spain).

España es el líder de Europa en desigualdad por el paro crónico y la precariedad del empleo juvenil

Noticia del periódico digital infolibre.es"."

6/1/15. El número de desempleados españoles de larga duración crece al doble de velocidad que el de europeos. La cifra de jóvenes que no trabajan se disparó en España un 200% durante la crisis, mientras en Europa aumentó un 34%. El 92,3% de los menores de 30 años tiene contratos temporales. 

España es el país desarrollado donde más ha crecido la desigualdad durante la crisis. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) asegura en su último Informe Mundial sobre Salarios que la distancia entre las capas más ricas y las más pobres se ha disparado en España entre un 40% y un 50%. Lo que nos convierte en el país más desigual entre las naciones más desarrolladas, sólo detrás de Estados Unidos. La crisis ha tocado a toda Europa, y los recortes y las “reformas estructurales” han provocado efectos parecidos en el continente, pero en España una y otros han abierto un socavón que puede tardar demasiados años en cerrarse. Las causas, dicen los expertos consultados, se hallan en el paro de larga duración y el mayor impacto del desempleo, la precariedad y la devaluación salarial en los jóvenes.

En efecto, en España el paro de larga duración –el de quienes llevan más de un año sin trabajar– ha crecido al doble de velocidad que en el resto de la Unión Europea entre 2010 y 2013, según el Instituto de Estudios Económicos (IEE), el think tank de la CEOE. De acuerdo con la última Encuesta de Población Activa (EPA), casi 3,5 millones de trabajadores, el 62% de los desempleados, llevan más de un año en el paro. Y otros 2,34 millones, más de dos años. Cuanto más tiempo se consume sin trabajar, más difícil resulta reincorporarse al mercado de trabajo. Y mientras, se consumen también las prestaciones públicas. Primero las contributivas, las más elevadas, y luego los diferentes tipos de subsidios, que rondan los 426 euros mensuales y dejan muy poco margen de supervivencia.

Así, consecuencia también del aumento del paro de larga duración, de la prolongación de la crisis –seis años– y de los recortes practicados por el Gobierno en el acceso y las cantidades de las prestaciones, son cada vez más las personas que no perciben ningún tipo de ayuda pública. De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Empleo, el número de parados que cobran la prestación contributiva ha caído en casi 400.000 en los dos últimos años. En total, más de dos millones no reciben ayuda alguna del Estado. 

“El fuerte crecimiento económico [de los años de la burbuja inmobiliaria] estaba escondiendo algunos problemas estructurales de nuestra economía que se han puesto de manifiesto con la crisis”, explica Antonio Villar, investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE). El paro estructural por encima de la media europea, la baja productividad, un mercado laboral muy segmentado entre contratos temporales e indefinidos, el peso desmedido de la construcción son algunas de esas taras. A partir de 2005, asegura Villar, la distribución de la renta, que no había dejado de crecer desde los años 80, empezó a ser cada vez más desigual. La riqueza que se estaba creando se repartió de forma muy diferente según los grupos sociales. Los inmigrantes eran quienes se quedaban con los salarios más bajos.

Con la crisis, la brecha se agrandó. “No sólo se ha hecho mucho más desigual la distribución de la renta personal, sino que además han aumentado las diferencias entre comunidades autónomas y las familias de las clases medias son cada vez más pequeñas mientras que las más pobres cada vez tienen más miembros”, describe.

Sin políticas activas de empleo

Coincide con él Guillem López Casasnovas, catedrático de la Universidad Pompeu Fabra. “Quienes más han notado la caída”, destaca, “han sido los jóvenes, con escasos trabajos y peor retribuidos, y los parados de larga duración sin capacidad de alcanzar con sus empresas acuerdos acordeón que, a través de convenios especiales, les permitieran su transición a la jubilación”. López Casasnovas advierte de otra diferencia fundamental con el resto de Europa: “La falta de políticas no contributivas para la población activa que no consigue empleo o no puede reconvertirse hacia nuevas ocupaciones al nivel exigido por la evolución del mercado de trabajo”. En estos seis años no se han modificado las llamadas políticas activas de empleo ni se ha puesto en marcha la formación profesional dual, pese a los continuos requerimientos de la Unión Europea al Gobierno español.

El catedrático de la Pompeu Fabra cifra entre el 20% y el 25% la devaluación salarial sufrida por los trabajadores españoles durante la crisis. “Es la prevista por los analistas, pero toca suelo cuando hace entrar en una espiral recesiva a nuestra demanda interna”, precisa. Cuando el 34% de los asalariados cobra menos de 645 euros al mes, como revelan las estadísticas de la Agencia Tributaria, resulta complicado animar el consumo. Antonio Villar apunta que el gasto medio de la población se ha hundido un 17%. En el caso de los hogares encabezados por una persona entre 16 y 29 años, el desplome se dispara al 32%.

“Lucha de generaciones”

Porque para Antonio Villar el problema crucial es lo que llama “lucha de generaciones”. A su juicio, la crisis ha dado “un vuelco” a la distribución de la renta entre los distintos grupos de edad. “Los jóvenes están siendo los principales paganos de esta crisis en nuestro país”, resume. El paro juvenil ha duplicado siempre, no sólo ahora, y no sólo en España sino también en el resto de Europa, al paro de la población general. Pero mientras en la UE creció un 34% entre 2006 y 2013, en España se disparó un 200%. Lo explica Antonio Villar en un informe sobre el tema publicado en la revista Panorama Social de Funcas, el think tank de las cajas de ahorro. Según Eurostat, el paro español de larga duración entre los menores de 29 años era del 17,8% en 2013, más del doble que el de la zona euro, y ocho veces el registrado en 2008. El de Italia, no muy distante, un 15,9%, sólo se duplicó en ese intervalo de cinco años. En Francia es del 6%.

Así pues, no es de extrañar que con el 53,8% de los jóvenes en paro, el 78% de los españoles menores de 30 años sigan viviendo en casa de sus padres. En Europa la media es del 48%.

Otra tara estructural del mercado de trabajo español que perjudica doblemente a los más jóvenes es la hegemonía de los contratos temporales. Según los datos del Ministerio de Empleo, el 92,3% de los contratos que firman los menores de 30 años son de este tipo. Antonio Villar resalta que, además, el 45% de ellos les duran menos de un año. El binomio juventud/contrato temporal redunda en peores sueldos, más inseguridad laboral, menos productividad…

Brecha educativa

Además, el investigador del IVIE advierte una segunda brecha en los niveles de educación. “Tenemos el doble de titulados universitarios que Italia, pero una proporción relativamente pequeña con formación profesional o con bachillerato como titulación final”, lamenta. Pero, al mismo tiempo, “la proporción de trabajadores con el nivel más alto de competencia roza la mitad de la media de la OCDE”, según las evaluaciones internacionales (Informe PISA). Y, por la parte inferior de la escala educativa, el porcentaje de repetidores entre los menores de 15 años duplica la media de la OCDE, mientras el la tasa de abandono escolar dobla la media de la UE.

El desajuste entre los puestos de trabajo ofrecidos y las competencias adquiridas en el sistema educativo produce otro fenómeno en el que España vuelve a ser la campeona de Europa: la sobrecualificación. En la UE se acerca al 20%, en España llega al 35%. Entre los jóvenes, vuelve a destacar Antonio Villar, quienes trabajan en empleos por debajo de su cualificación se eleva al 55%. Éstos, a su vez, empujan a la inactividad a otros jóvenes con menor formación que no pueden acceder a empleos para los que están capacitados. Hay que recordar que la economía española, dependiente del sector servicios, del turismo, la hostelería y el comercio, ofrece sobre todo empleos pocos cualificados.

“La crisis ha tenido efectos muy injustos socialmente en el reparto de sus cargas”, apunta Guillem López Casasnovas, “y de aquellos polvos estos lodos del descontento social y de la desafección política”. El catedrático menorquín, que es consejero independiente Banco de España, y asesor del Ministerio de Sanidad y de los gobiernos catalán y balear, no elude responsabilidades: “Todos aquéllos que hemos tenido alguna capacidad de decisión lo hemos hecho rematadamente mal, aunque unos más que otros, por tener más responsabilidad y mostrar una peor capacidad”.