Entradas

MAF La Plaza septiembre

Las pensiones no son un problema, ¡son una necesidad!

Nuestro concejal Miguel Ángel Fernández habla en La Plaza de la importancia de asegurar el sistema público de pensiones y apoya, en nombre del partido, las marchas y movilizaciones organizadas por UGT y CCOO para reclamar unas pensiones dignas.

MAF La Plaza septiembre

Archivo:

Pleno septiembre – intervención trabajadora residencia de mayores Moscatelares

Emocionante intervención en el Pleno de Sanse de la trabajadora Visitación de la Residencia Geriátrica de Moscatelares. Desde Izquierda Independiente queremos volver a agradecer la valentía de todas las trabajadoras por denunciar la mala situación en la que están las personas mayores, lo que está haciendo posible que la Comunidad de Madrid tome medidas que solucionen estos problemas.

Archivo:
mayores

Multar a los jubilados

5/2/16.- El éxito no depende tanto de la edad como de la capacidad de soñar.

Cuando alguien me habla de emprendedores doy por hecho que se refiere a los jóvenes. Últimamente, sin embargo, leo cantidad de noticias sobre los “oldpreneurs”, jubilados que invierten su pensión en emprender nuevos negocios. Aunque habrá que estudiarlo con más detenimiento, en principio parece una gran idea para los que están preocupados por tener pocos recursos para su jubilación. Hace tres meses se ha creado en el Reino Unido un servicio financiero con una serie de ventajas fiscales para capitalizar las pensiones y convertirlas en un fondo de inversión. Durante los últimos tres meses se han retirado unos 2,5 millones de libras (3,4 millones de euros) de los fondos de pensiones y se calcula que 500.000 pensionistas más se reconviertan en empresarios, lo que supondría un aportación considerable para la economía británica.
 
Además de estas cifras tan sugestivas, la noticia va acompañada de ejemplos de emprendedores tardíos que triunfaron con sus empresas cuando ya habían cumplido los 50. Casos de personajes tan famosos como los fundadores de McDonalds, KFC o el Huffington Post. Y otros menos conocidos que prosperaron con negocios variopintos, alguno tan tradicional como las bufandas gigantes de lana tejidas con las manos por una ucraniana, que las exporta a los cinco continentes a través de Internet.
 
Hasta ahora dábamos por hecho que el mundo de la innovación pertenece en exclusiva a los menores de 30. Es cierto que Mark Zuckerberg triunfó con Facebook con solo 20 años. También eran veinteañeros Steve Jobs y los creadores de Tuenti y otras startups cuando se hicieron multimillonarios. Son personas soñadoras y arriesgadas a las que moviliza más la pasión por llevar a la práctica una idea o sacar adelante un proyecto, que la ambición de ganar dinero. Pero el éxito en este terreno no depende tanto de la edad como de la capacidad de ilusionarte, de soñar y también de la necesidad de reinventarte para sobrevivir. La crisis ha espoleado la imaginación de quienes son prematuramente excluidos del mercado laboral y tienen por delante demasiada vida para quedarse cruzados de brazos. Convertirse en emprendedor a partir de los 50, además de fomentar la autoestima, es más rentable que el mejor plan de pensiones con vistas a la jubilación. No dudo que el deseo de innovar es más propio de la juventud, pero las historias de los oldpreneurs vienen a compensar el conocido como “efecto Zuckerberg”.
 
No me resisto a añadir un último apunte. Mientras el Gobierno británico ofrece ventajas fiscales para mejorar la vida de sus jubilados, el Ministerio de Empleo español exige hasta el último céntimo que cobraron unos jubilados por trabajar de extras en la película Ocho apellidos catalanes. El fisco les reclama unos 126 euros. Así de mezquina e injusta es nuestra legalidad tributaria.

55d895314d9f9

El modelo de creación de empleo de Rajoy pone en peligro las pensiones

Noticia de publico.es"."

25/8/15. La recaudación media por cotizaciones sociales lleva dos años bajando debido a la caída de los salarios, las bonificaciones a la contratación y el aumento del trabajo por horas.

Los últimos datos conocidos sobre la recaudación de la Seguridad Social, correspondientes al primer semestre de 2015, revelan que los ingresos por cotizaciones están creciendo muy por debajo de lo que lo hace el empleo, con grave riesgo para el equilibrio del sistema, que lleva tres años exprimiendo el Fondo de Reserva (más conocido como la hucha de las pensiones) para estar en condiciones de atender puntualmente todos sus pagos.
 
Entre enero y junio, el número medio de afiliados a la Seguridad Social fue de 16.927.722, con un incremento del 3,2% frente a los 16.404.270 contabilizados en el primer semestre de 2014. Sin embargo, la recaudación creció en el mismo periodo apenas un 0,8%, al pasar de 49.601,63 a 49.982,24 millones de euros. Como consecuencia de ello, la cotización media, que en la primera mitad de 2014 había sido de 3.023 euros, bajó este año a 2.952 euros.
 
 
La caída de la cotización media resulta todavía mayor si se toma como referencia el primer semestre de 2013, cuando alcanzó los 3.039 euros. La Seguridad Social obtuvo entonces 49.389 millones gracias a las cuotas obligatorias que recaen sobre empresarios y trabajadores; es decir, sólo 1,1% menos que entre enero y junio de 2015. Y eso a pesar de que la diferencia en el número de afiliados entre un momento y otro fue del 4,2%.
 
Espejismo estadístico
 
El desfase entre el ritmo de creación de empleo y el de la recaudación de la Seguridad Social obedece a razones como la caída de los salarios, el aumento de las bonificaciones a la contratación y, muy especialmente, al recurso masivo de las empresas al trabajo por horas.
 
Este último fenómeno propicia que dos medias jornadas se reflejen en las estadísticas como dos empleos, pero en realidad coticen prácticamente como uno solo de 40 horas semanales.
 
No se trata, además, de un fenómeno aislado, sino cada vez más extendido, según puede deducirse de los datos que facilita la propia Administración. Así, por ejemplo, la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2015 cifra en 17.454.800 el número de ocupados, lo que supone medio millón más que entre enero y marzo de 2014. En cambio, el aumento de las horas de trabajo equivalió en ese periodo a sólo 310.000 jornadas completas.
 
Con el modelo de creación de empleo de baja calidad por el que ha apostado el Gobierno de Mariano Rajoy, nada tiene de particular que a la Seguridad Social le cueste cada vez más cuadrar sus cuentas. Hasta el punto de que, de un tiempo a esta parte, los ingresos dan para sufragar el coste mensual de las pensiones, pero no las pagas extras ni las retenciones por IRPF que periódicamente se ingresan en las arcas de Hacienda.
 
Para sortear la situación, desde 2012 el Gobierno viene detrayendo importantes fondos de la hucha de las pensiones, que no se creó con el fin de cubrir estos desequilibrios, sino el brusco aumento de beneficiarios que se producirá cuando empiecen a jubilarse, allá por 2023-2024, los trabajadores que nacieron durante el baby boom. Hasta ahora, Rajoy ha sacado 41.000 millones de la hucha y para 2016 está previsto sacar más de 6.000 milones más.
 
Rajoy se muestra “muy tranquilo” con el sistema de pensiones
 
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado no obstante “muy tranquilo” este sábado con el sistema de pensiones. “Las pensiones se pagan con las cotizaciones de la seguridad social y, por tanto, cuantas más personas trabajen y coticen, más y mejores pensiones habrá en el futuro”, ha relatado en su visita a la localidad lucense de Portomarín, para luego volver a hacer hincapié en que está “muy tranquilo” con el sistema de pensiones en España, pues han sido “la única partida de los presupuestos” que en “la gravísima crisis económica no ha bajado nunca”. “Ha sido la única que ha subido siempre”, ha apostillado.
 
“Ahora, otra de las cosas que se puede estudiar es que las pensiones contributivas se paguen solo con cotizaciones de seguridad social, y ya viudedad y orfandad se empiecen a pagar con impuestos”, ha avanzado Rajoy, quien considera que ésta es una cuestión “puramente técnica”, aunque “importante”. “Pero lo importante de verdad es que la gente siga recibiendo su pensión”, ha zanjado.

55c9f4af673d6-r_1439378399568-215-102-803-405

La hucha de las pensiones sólo da ya para tres meses

Noticia del medio digital publico.es"."

12/8/15. Rajoy le ha dado un hachazo de más de 41.000 millones de euros en lo que va de legislatura y para 2016 prevé otros 6.000. La mala calidad del empleo y el descenso de los salarios impiden que la Seguridad Social equilibre su presupuesto.

La creación de empleo de la que alardea el Gobierno no está contribuyendo a equilibrar el presupuesto de la Seguridad Social, que desde 2012 cierra con déficit año tras año. Las cotizaciones de trabajadores y empresarios son suficientes para cubrir el coste mensual de las pensiones, pero no las pagas extraordinarias de julio y diciembre, ni las retenciones a cuenta del IRPF que hay que ingresar en Hacienda.

De ahí que Mariano Rajoy venga recurriendo de forma sistemática al Fondo de Reserva, constituido en 2000 con el fin de tener un colchón cuando se empiece a jubilar la cuantiosa generación del baby boom a mediados de la próxima década.

 
Ese uso de la conocida popularmente como hucha de las pensiones tiene poca relación con su concepción original, lo que no ha impedido que el Gobierno le haya dado un hachazo de más de 41.000 millones de euros durante la legislatura. Como consecuencia de ello, el fondo dispone ahora de 39.520 millones, muy por debajo de la cifra con la que contaba al cierre de 2011.

Los Presupuestos Generales del Estado prevén para el año que viene un nuevo mordisco, esta vez algo más moderado: unos 6.283 millones, aunque todo depende de que lo que suban las aportaciones por cuotas, muy perjudicadas por la baja calidad del empleo y por la caída de los salarios. 

De tres trimestres a uno

La hucha de la pensiones podría acumular ya más de 100.000 millones de euros si el Gobierno hubiera continuado nutriéndola en vez de drenarla para compensar los déficit de los últimos años, que son fruto en buena medida de la brutal destrucción de empleo derivada de la crisis y de las políticas que han contribuido a facilitarla.

Esos 100.000 millones darían, en números redondos, para pagar cubrir tres trimestres, mientras que el dinero que queda actualmente en el fondo llegaría a duras penas para sufragar uno. Algunos expertos, además, advierten de que o se acaba con el deterioro del mercado laboral o el fondo corre serio peligro de agotarse antes de 2020, en vísperas del fuerte aumento de beneficiarios por el que fue creado.
 
De todas formas, la hucha de las pensiones no ha sido utilizada sólo para cuadrar las cuentas de la Seguridad Social, sino también para financiar al Estado en la época en que más reacios eran a hacerlo nuestros habituales prestamistas, a pesar incluso de la existencia de una elevada prima de riesgo. La política de inversiones del fondo, no obstante, es en general muy conservadora, lo que le ha permitido capear con éxito el temporal de la crisis y obtener rentabilidades superiores a otros operadores. 


Desde 2001, en que se le dotó con los primeros 600 millones de euros, ha ganado unos 24.000 millones comprando y vendiendo activos. El fondo tiene vetado actuar en el mercado de renta variable, por razones de seguridad y porque su potencia podría ser muy perturbadora para la Bolsa española.

Según datos oficiales correspondientes a junio de este año, de las pensiones de la Seguridad Social dependen 9.293.058 españoles, casi una cuarta parte de la población total. La mayoría de ellos (concretamente, 5.632.018) están jubilados; 2.351.794 cobran por viudedad; 930.888 sufren una incapacidad laboral permanente, y 330.342 son huérfanos.

El presupuesto para 2016 ronda los 135.000 millones, de los que 83.561 irán destinados a las pensiones de jubilación, con un coste medio por beneficiario que no llega a los 15.000 euros anuales.“

5511310d5c0fd-r_1427190093856-82-18-2909-1475

El Gobierno vacía la hucha de las pensiones casi un 40% en tres años

Noticia del periódico digital ´publico.es´.

24/3/15.  El Ejecutivo reconoce que en 2015 seguirá sacando dinero del fondo de reserva de la Seguridad Social.

El Gobierno sigue vaciando el fondo de reserva de la Seguridad Social. Desde 2011, cuando el PP llegó a la Moncloa, el Ejecutivo ha sacado cerca de un 40% de los 66.800 millones de euros que había en la hucha de las pensiones hace tres años. Este lunes, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha confirmado en la presentación del informe anual en el Congreso que a 31 de diciembre de 2014 en el fondo quedaban 41.364 millones.

Y ahí no quedará la cosa. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha reconocido que lo más probable es que también este año haya que recurrir a la hucha para poder hacer frente a todas las obligaciones de pago a los pensionistas, aunque confía en que el incremento del empleo y de la recaudación por cotizaciones permita reducir la cantidad utilizada.

Burgos ha hecho hincapié durante sus declaraciones en que el fondo de reserva es un “instrumento al servicio del mantenimiento y la mejora del poder adquisitivo de los pensionistas”, y en que el uso que se ha hecho de él en los últimos años “ha respondido a ese objetivo” y ha sido “razonable y acorde con las necesidades del sistema”.

En este sentido, el secretario de Estado ha reconocido que “la previsión es seguir utilizando el fondo de reserva hasta que se recupere por completo el equilibrio presupuestario” en la Seguridad Social, aunque ha recordado que el “importante incremento de afiliación de los últimos meses” y de la recaudación “augura un porvenir positivo” para el sistema.

En 2014, el Gobierno sacó 15.300 millones de euros, una cifra que ha ido aumentado desde 2011: en 2012 fueron 7.000 millones y en 2013 11.648 millones. En total, unos 34.000 millones en apenas tres años.

Por último, el secretario de Estado ha confirmado que actualmente la totalidad del fondo de reserva está invertida en deuda española, algo que “ahora tiene más sentido que nunca” a la vista de la rentabilidad que se obtiene con los bonos nacionales. En unos días Burgos comparecerá ante la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso para debatir todos los pormenores del informe anual con los grupos parlamentarios. Aunque esta intervención estaba prevista inicialmente para el miércoles, podría retrasarse finalmente incluso hasta después de la Semana Santa.