Entradas

El gobierno municipal de Sanse suspende en Educación Pública

Comienza un nuevo curso escolar y la Comunidad de Madrid y el gobierno de Sanse arrastran asignaturas pendientes que hacen peligrar la Educación Pública.

Comienza un nuevo curso escolar y la Comunidad de Madrid y el gobierno de Sanse arrastran asignaturas pendientes que hacen peligrar la Educación Pública.

El CEIP Tempranales sigue en obras

Una es las obras del CEIP Tempranales, que no se han terminado a tiempo como llevábamos meses avisando. Esto ha provocado que muchas familias se hayan planteado no llevar a sus hijos e hijas al colegio y que el Gobierno municipal haya tenido que reconocer que no existía garantía de seguridad, motivo por el que se ha pedido la dimisión del Consejero de Educación y del Director de Área Territorial.

Las ayudas de libros llegan muy tarde

Otra asignatura pendiente son las ayudas de libros y material escolar. A pesar de lo que afirmaba el Gobierno se ha demostrado que son de competencia municipal. Sin embargo, su empeño en no asumir sus responsabilidades, ha supuesto un retraso de 7 meses en su convocatoria respecto al curso pasado, en el que ya hubo familias que tardaron hasta un año en cobrar la ayuda.

Comedores escolares para los institutos públicos

También suspenden los comedores escolares para los IES públicos. Ningún instituto de Sanse cuenta con este servicio que mejora la calidad de la enseñanza pública y contribuye a la difícil conciliación familiar. Este servicio se ofrecía hasta junio del año pasado en la cafetería del Centro Joven, pero actualmente esto tampoco es posible ya que sigue cerrada. Desde Izquierda Independiente exigimos que se habiliten espacios y se trabaje con la Comunidad de Madrid para poner en marcha este servicio.

La realidad es que el PP, apoyado por Ciudadanos, no cuida la educación pública. Es más, argumentando la “libertad de enseñanza”, siguen apostando por la privatización de la educación a través de los colegios concertados. Esto ocurre mientras se suceden informes de organizaciones nacionales e internacionales, como la ONU o Save the Children, que critican los recortes en la educación pública, el incremento de gasto en la concertada y alertan ante la segregación del sistema educativo de la Comunidad de Madrid, que es tan elevado que nos sitúa entre Hungría y Rumanía, los países con más segregación de la UE.

O se ponen las pilas o acaban en la extraordinaria de junio. Ya no nos queda ni septiembre…

Belén Ochoa

Viceportavoz   y concejala de Izquierda Independiente

Archivo:

El CEIP Tempranales de Sanse sigue en obras y sin licencia de primera ocupación a un día de comenzar el curso escolar

Izquierda Independiente vuelve a denunciar que este colegio público de San Sebastián de los Reyes no estará listo para el comienzo de curso el próximo viernes 7. Esto es así por la irresponsabilidad de la Comunidad de Madrid a la hora de comenzar las obras así como por su afán de promover la construcción por fases de centros educativos, algo que el partido local y las familias llevan meses denunciando. Además, el Ayuntamiento ha confirmado que no se ha firmado ninguna licencia de ocupación ni recibido solicitud de autorización alguna, por lo que si los niños y niñas utilizan los nuevos pabellones construidos para Primaria lo harán en un edificio sin licencia y que no cumple con los requisitos de seguridad.

CEIP Tempranales

Estado del CEIP Tempranales a día de hoy

Izquierda Independiente ha solicitado al gobierno de Sanse conocer el estado exacto de las obras de ampliación del CEIP Tempranales así como poder visitar la obra in situ. El equipo docente ya se ha incorporado a sus puestos de trabajo del centro y este viernes serán los niños y niñas los que acudan a sus aulas. Sin embargo, a día de hoy, se siguen poniendo tabiques, ventanas y pintando.

Ni sala para comedor, ni patio ni aulas suficientes

Este colegio fue mal diseñado desde el principio por la Comunidad de Madrid, quien no lo dotó de comedor, gimnasio ni aulas suficientes. Debido a ello la sala de usos múltiples se iba a destinar para comedor pero este espacio sigue de obras, por lo que no podrá ser utilizado aún. Tampoco está terminado el patio de Primaria, lo que incumple los requisitos mínimos que exige la ley para que haya un espacio y horario diferenciados de disfrute del mismo según edades.

CEIP Tempranales: sin autorización, licencia ni seguridad

Esta situación se ve agravada por el hecho de que el Ayuntamiento ha confirmado a Izquierda Independiente que no ha firmado ninguna autorización de uso ni licencia de primera ocupación ni recibido solicitud de autorización alguna, algo lógico ya que las obras no están terminadas, por lo que de ocuparse también se estaría infringiendo la ley.

El partido local también ha solicitado informes para conocer si con el estado actual del centro educativo se cumplen las medidas de seguridad exigidas, ya que actualmente la entrada y salidas de emergencia del CEIP Tempranales se encuentran inutilizables por las obras y las y los menores se verían obligados a convivir con ellas.

Belén Ochoa, concejala y viceportavoz de Izquierda Independiente, comenta que “como ya llevamos más de un año denunciando nos preocupa enormemente que se repita la situación que ya vivió este colegio el año de su inauguración, cuando hubo que derivar sus clases a otro centro educativo porque no se terminó a tiempo para el inicio de curso. No se puede seguir permitiendo que el alumnado tenga que cambiar de centro educativo a mitad de curso ni convivir permanentemente con obras”.

Juan Torres, portavoz y candidato de Izquierda Independiente, concluye: “llevamos mucho tiempo denunciando que este expediente, que no incluye comedor ni pabellón deportivo y solo contempla 6 de las 24 aulas de Primaria que necesita el CEIP Tempranales, no tiene futuro a largo plazo y, por desgracia, tampoco a corto. Volvemos a exigir a la Comunidad de Madrid que lo modifique para que la comunidad educativa de este centro no tenga que vivir con problemas cada inicio de curso y que se vele por la calidad de la educación pública que merece San Sebastián de los Reyes. También solicitamos que se asegure que las alumnas y alumnos de Primaria que empiezan este viernes el curso tendrán los espacios docentes necesarios para recibir una educación completa y adecuada”.

Archivo:

“La Lomce es una ley aberrante e incostitucional”

ENTREVISTA | Elisa Pérez Vera, primera rectora en España
Esta jurista ocupó en 1982 el máximo cargo de la UNED. Fue miembro del Tribunal Constitucional y cuestiona el apoyo de esta institución a la Ley Wert: “Estoy convencida de que la enseñanza que separa por sexos es contraria a nuestra Constitución”.
“¿Qué porvenir le espera a una universidad que es incapaz de atraer a los mejores de cada generación?”, lamenta sobre el envejecimiento del claustro

Elisa-Perez-Vera-atendiendo-eldiarioes_EDIIMA20180605_0531_20

Elisa Pérez Vera (Granada, 1940) fue la primera mujer que ocupó el rectorado de una universidad pública en nuestro país. Hija de una maestra de la República, esta catedrática de Derecho Internacional Privado y exmiembro del Tribunal Constitucional es una defensora de la educación pública. Cuenta que en 1982 decidió presentarse a las elecciones de la UNED para “devolverle” a la Universidad parte de lo que le “había dado”.

 35 años después de que Pérez Vera ganase las elecciones al Rectorado, la cifra de rectoras sigue siendo reducida en comparación con sus homólogos masculinos. Actualmente solo cinco de los 50 campus públicos están dirigidos por una mujer, dos más tomarán posesión en las próximas semanas en la Jaume I y Rovira i Virgili.

¿Qué supuso en 1982 que por primera vez una mujer estuviese al frente de una universidad pública?

En ese momento no fui muy consciente de que suponía un paso adelante importante en la situación de la mujer en España. Lo único que pensé es que llevaba bastantes años en la universidad. Hasta ese momento, tenía la impresión de que la Universidad me lo había dado todo y yo, por el contrario, me había concentrado en mi trabajo, mis estudios y en mi cátedra. Así que me pareció que era una forma de devolverle a la universidad parte de lo que me había dado, quería contribuir a hacer mejor la UNED.

Después sí que fui muy consciente de lo que suponía que una mujer llegase al rectorado. Entre otras cosas, lo fui porque el mismo día de la elección me hicieron una entrevista para el telediario de las nueve. La pregunta fue: “¿Qué siente cómo mujer?”. Y mi respuesta fue de lo menos feminista. “Lo mismo que siente un hombre. Que he ganado, que me hace ilusión haber vencido a tantos compañeros varones que se presentaron”, dije. Después sí que he sido consciente de lo que supuso. Creo que demostré que se puede hacer política con otro talante, de otra forma.

Han pasado más de 30 años y la proporción sigue siendo reducida. Teniendo en cuenta que hay más mujeres matriculadas que hombres, ¿hay machismo en la universidad?

Cuando yo estudié Derecho éramos cinco mujeres de un conjunto de 100 alumnos. Ahora, felizmente, hay más mujeres que hombres en la Universidad porque en la sociedad somos más mujeres. En cargos directivos hay más mujeres, por ejemplo en decanatos y departamentos. ¿Por qué hay menos mujeres en el rectorado? Te exige una dedicación a tiempo completo. Y hay muchas a las que puede no compensarles, [supone] sacrificar otras alternativas vitales.

Sobre todo hay una razón consustancial al cargo: para ser rector hay que ser catedrático. La proporción de catedráticas en relación con los catedráticos sigue siendo reducida, estamos alrededor del 20%. Es lógico que entre los rectores haya también solo una cuarta parte de mujeres respecto de hombres. Creo que la razón esencial es que el número de catedráticas es muy inferior al número de catedráticos.

¿Qué políticas educativas se podrían implementar para que haya más catedráticas?

Hay que evitar que se obstaculice un desarrollo natural que deberá conducir a que aumente el número de catedráticas a medida que en los tribunales de oposición haya también más mujeres. Es una cadena lenta. Siempre digo que los cambios que se resuelven publicando una orden en el BOE son cambios fáciles. El problema llega cuando la modificación tiene que ir acompañada de un cambio de mentalidad. Las mentalidades evolucionan lentamente.

Lo normal es que la evolución se haga en la generación siguiente. Al haber llegado a una edad avanzada, creo que tengo la suerte de haber podido cambiar yo misma, he realizado la evolución en mí misma. Pero muchas veces la evolución requiere de cambios generacionales. Por eso, siempre he pensado que está muy bien que los mandatos sean limitados y que no hay que eternizarse en ningún puesto.

En determinados sectores sociales el feminismo ha conseguido ese cambio de mentalidad al que alude. En un encuentro con rectoras Patricia Botín se reinvindicaba como feminista y reconocía que su percepción de la desigualdad de género ha ido cambiando con el paso de los años. ¿Cómo vivió usted la huelga del 8M?

Las manifestaciones del 8M fueron maravillosas. Creo que el hecho de que nos reafirmemos todas es un paso adelante, pero sobre todo las más jóvenes. Para mí ha sido una tranquilidad ver que el recambio está asegurado y que la bandera de las mujeres la han tomado las más jóvenes con fuerza.

La sentencia de La Manada prendió una mecha de movilizaciones feministas en muchas ciudades. A usted, que es jurista, ¿qué le ha parecido ese fallo?

Creo que las sentencias hay que verlas tanto en el resultado como en el razonamiento jurídico. Creo que la pena impuesta es similar a las penas que se imponen por violación. Por lo tanto, no objeto las penas. Creo que el razonamiento es equivocado. Pensar que se puede decir que no hay violencia cuando estamos ante una cría de 18 años, frente a cinco tíos como cinco armarios, que ha bebido más de la cuenta y que tiene sus elementos de control disminuidos, decir que eso no es violencia me parece una interpretación poco razonable de la ley.

Mi crítica es básicamente a ese razonamiento, a esa interpretación de la ley. ¿Hay que modificar la ley? Posiblemente no. Lo que hay que cambiar es la mente de los que interpretan la ley. Hablo en genérico masculino porque creo recordar que en el tribunal había también una mujer. El problema de una interpretación que no me gusta de la ley no depende del sexo, depende del seso, con ese.

Retomando las cuestiones educativas, ¿a qué retos hace frente actualmente la universidad pública?

Tras mi vuelta a la universidad procedente del Tribunal Constitucional, me encontré una Universidad envejecida. En mi departamento la persona más joven tiene más de 50 años y no es catedrática, es titular. ¿Qué porvenir le espera a una Universidad que es incapaz de atraer a los mejores de cada generación?

Ahora mismo, la falta de apoyo de las instituciones públicas a la investigación tiene que cambiar, salvo que aceptemos que nos vamos a suicidar como país y que vamos a convertirnos en un país de camareros y kellys. Con todos los respetos, dicho así puede resultar clasista pero no podemos ser un país de servicios. Un país que cifre todo en el desarrollo en el turismo de sol y playa está renunciando a su futuro.

Colectivos de estudiantes también critican que la formación impartida en la Universidad está centrada en el mundo laboral y no en contenido más filosófico o científico…

En un viaje a Cuba me pidieron que diera una conferencia en la Universidad de La Habana. No era masiva, era un seminario muy selecto. Se abrió el debate y me preguntaron: “¿Cree que son necesarios currículos muy volcados al mundo laboral o por el contrario un currículum generalista?” Contesté que el problema de buscar contenidos muy centrados en el mundo laboral es que evolucionan rápidamente y la formación que damos en la universidad requiere de cuatro o cinco años. Cuando los titulados llegan al final de sus estudios, el mundo laboral puede haber cambiado por lo que la formación que le hemos dado no sirve para acceder a ese mundo laboral.

Por lo tanto, creo que sin olvidar la vertiente práctica de la enseñanza universitaria, es más indispensable dar unos conocimientos generales y sólidos, de tal forma que se puedan adaptar al mercado laboral. Me respondieron: “Justamente, lo que dice el comandante”. (Se ríe). “Menos mal que he acertado, eso se dice antes”, respondí. Imagínate que de pronto le hubiese llevado la contraria al comandante. No sé si hubiese sido despedida con tanta sonrisa.

¿Qué papel ha jugado la universidad para el ejecutivo de Mariano Rajoy? ¿Se ha tratado bien o mal a los campus públicos?

La universidad ha sido tratada muy mal en esta crisis. Han optado por la salida fácil, recortar en todas las partes por igual. No se puede recortar en Sanidad, ni en Educación y no se debe recortar en dependencia o servicios sociales. Hay cuatro patas del Estado social que no deberían nunca tocarse. Si una de ellas es nuclear, es la enseñanza, y de forma específica, la universitaria. La Universidad está destinada a liderar los cambios futuros ¿qué liderazgo podemos pedir a una Universidad que está a la defensiva y a la que se le imponen nuevas obligaciones sin permitirle aumentar plantilla?

El cambio del sistema de becas me pilló cuando me reincorporé a la universidad [procedente del TC]. En la UNED, donde tenemos un alumnado que trabaja al mismo tiempo que estudia, tuvimos que adoptar decisiones como mantener la nota a los estudiantes que no pudieron terminar de pagar la matrícula. Desde la Universidad hemos intentando paliar lo posible, pero ha sido muy maltratada.

Usted formó parte del Tribunal Constitucional durante 11 años. Recientemente este organismo ha avalado los artículos más polémicos de la Lomce (peso de la Religión en el currículum educativo o la financiación pública a colegios que segregan por sexos). ¿Qué le ha parecido esta decisión?

Me ha producido una auténtica desolación. Estoy [de acuerdo] con los votos particulares, son convincentes.

¿Cuál es su opinión personal sobre este fallo?

En mi opinión, llevaban razón los que impugnaron la ley. Creo que la normativa es inconstitucional. La sentencia no se justifica de una manera que me resulte asumible o aceptable. Cuando digo que avalo los votos particulares, estoy convencida de que la enseñanza que separa por sexos es contraria a nuestra Constitución. Por lo tanto, es inconstitucional y debería suprimirse.

En cuanto a la enseñanza de la religión como alternativa a la enseñanza sobre valores cívicos o éticos, también me parece aberrante e inconstitucional. Me parece aberrante como docente y como demócrata que la enseñanza en valores democráticos pueda ser sustituida por la enseñanza de una concreta religión.

Esta semana hemos vivido un cambio de Gobierno, ¿qué le ha parecido la llegada del PSOE al Ejecutivo?

Los números no permiten que tengamos demasiada esperanza. La composición actual de las Cortes hace difícil que prosperen las medidas que se proponen. Aun contando que cada medida tuviese el apoyo de Podemos, también necesitaría el de los nacionalistas y este es muy conyuntural, destinado a sacar del Gobierno al PP. Dependiendo de la materia, a lo mejor puede lograrse el apoyo de Ciudadanos.

No me gustaría que se prolongara, es una opinión personal. Un Gobierno que no pudiera gobernar resultaría agónico y malo para los que en estos momentos mantenemos una ilusión en que el país mejore. Creo que en el caso de que se compruebe que es imposible gobernar con la lógica matemática, lo mejor sería llamar de nuevo a las urnas.

https://www.eldiario.es/sociedad/Igualdad-Universidad-Lomce_0_779022705.html

Archivo:

Izquierda Independiente apoya a las familias de la Escuela Infantil La Comba

Tanto el partido como las familias solicitan que el relevo en la dirección del centro no se haga con personal externo, como pretende la Comunidad de Madrid. Izquierda Independiente pide al Alcalde de Sanse y a la Concejala de Educación que también manifiesten públicamente su apoyo a las justas demandas de estos vecinos y vecinas de Sanse.

la comba

La semana pasada se conoció la noticia de que las familias de la Escuela Infantil La Comba, en San Sebastián de los Reyes, se están movilizando para pedir que, ante la inminente jubilación de la directora, la Consejería de Educación acepte la propuesta del propio centro. Dicha propuesta es nombrar como sustituta a una educadora de la propia escuela, lo que garantizaría la continuidad en el proyecto y en las funciones de dirección.

Sin embargo, la comunidad de Madrid está utilizando una excusa técnica para no nombrar a esta persona como sustituta, a pesar de que en la mayoría de las Escuelas Infantiles de la Comunidad de Madrid este “tecnicismo” no se ha aplicado y las sustituciones se han resuelto con personal laboral de los propios centros.

Izquierda Independiente denuncia que este posicionamiento de la Comunidad de Madrid de intentar imponer directores a dedo en los centros educativos no es nuevo, son numerosos los casos que en los últimos años se han producido, algunos de ellos en San Sebastián de los Reyes.

Con este tipo de actitudes el gobierno de la Comunidad de Madrid demuestra una escasa preocupación por la calidad de Escuela Pública, primando sus intereses de partido a los intereses de las familias, que solo quieren la mejor educación para sus hijas e hijos.

Izquierda Independiente quiere manifestar públicamente su apoyo a las reivindicaciones de las familias de La Comba pues van en la línea de apostar por una Escuela Pública de calidad, integradora y participada por toda la comunidad educativa.

Así mismo pide al resto de partidos del Ayuntamiento, y especialmente al Alcalde y a la Concejala de Educación, que también hagan público un apoyo decidido a estas personas, vecinas y vecinos de Sanse, que están demandado ayuda también de su Ayuntamiento.

Belén Ochoa, Viceportavoz de Izquierda Independiente, comenta: “nos hemos puesto a disposición de las familias de la comba para ayudar en lo que podamos. El proyecto educativo de esta Escuela Pública es excepcional y no podemos permitir que se ponga en riesgo por los intereses de un partido político y su afán de controlar y anular cualquier espacio de libertad”

Archivo:

Ciudadanos y PP se unen contra Sanse: ni centro de salud, ni instituto ni ampliación del CEIP Tempranales

Ambos partidos han vuelto a votar en contra de las principales reivindicaciones que Izquierda Independiente había pedido para Sanse en materia social, de educación y sanidad y que PSOE y Podemos Comunidad de Madrid presentaron en su nombre en la Asamblea de Madrid.

2017_12_20_Infografia votacion asamblea
Ya se han resuelto en la Asamblea de Madrid las modificaciones a los presupuestos relacionadas con educación, sanidad y medidas sociales. Entre otras, se votaban las propuestas de Izquierda Independiente, recogidas por el grupo parlamentario de Podemos, sobre el centro de salud en Dehesa Vieja, el nuevo instituto para San Sebastián de los Reyes y la rebaja en la cuota de escuelas infantiles así como la ampliación del CEIP Tempranales para que incluyera comedor y gimnasio, iniciativa del partido local recogida por los grupos parlamentarios de PSOE y Podemos.

Ninguna de estas mejoras, tan necesarias, salieron adelante por el voto en contra de Ciudadanos y el Partido Popular, lo que se une a lo ya ocurrido el pasado miércoles, cuando ambas formaciones también votaron en contra de ampliar la frecuencia y el recorrido de la línea 158 que pasa por Tempranales, de construir viviendas sociales para víctimas de violencia machista y de recuperar las ayudas al alquiler para menores de 35 años y para la instalación de ascensores, entre otros temas.

Así, estos dos partidos han eliminado la posibilidad de que Sanse cuente con la sanidad y la educación pública que merece, así como con el transporte público y la vivienda que todos sus vecinos y vecinas demandan.

Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente, comenta: “a lo largo de estas dos semanas ha quedado patente que ni Sanse ni las necesidades de nuestros vecinos y vecinas son prioritarias para ninguno de estos dos partidos. Es lamentable que estas formaciones, que luego se jactan de defender los intereses de la ciudadanía, hayan votado unánimemente en contra de enmiendas tan relevantes como el centro de salud en Dehesa Vieja, un nuevo instituto o la ampliación del CEIP Tempranales. ¿Seguirá Ciudadanos después de esto intentando “vender” que el centro de salud ha sido gracias a su trabajo?”.

Archivo:

Ciudadanos y PP votan en contra de mejorar el transporte público en Sanse

Ambos partidos se han vuelto a aliar para votar en contra de las principales reivindicaciones que Izquierda Independiente había pedido para Sanse en materia social, de transporte y vivienda y que Podemos Comunidad de Madrid presentó en su nombre en la Asamblea de Madrid.

asamblea

Ayer se votaban en la Asamblea de Madrid las modificaciones a los presupuestos relacionadas con vivienda, transporte e infraestructuras, entre otras se votaban las propuestas de construir viviendas sociales para víctimas de violencia machista, recuperar las ayudas al alquiler para menores de 35 años y para la instalación de ascensores y la creación de una red de oficinas de alquiler municipal, varias de estas propuestas lo fueron a iniciativa de Izquierda Independiente, y recogidas por el grupo parlamentario de Podemos.

En materia de transportes el partido local había reclamado la ampliación de la frecuencia y el recorrido de la línea 158 que pasa por Tempranales, propuesta que también se votó, al igual que las iniciativas para crear un abono social de transportes y un billete especial para que el transporte público sea más barato cuando haya episodios de alta contaminación.

Todas estas mejoras, tan necesarias para Sanse, no salieron adelante por el voto en contra de Ciudadanos y Partido Popular. Izquierda Independiente ha manifestado que espera que otros temas tan relevantes como que la ampliación del CEIP Tempranales incluya comedor y gimnasio, la rebaja en las cuotas de las escuelas infantiles o la construcción de un nuevo IES y un nuevo centro de salud no se vean también paralizados por estos dos partidos. Las propuestas en materia de educación se votan este viernes y las relativas a sanidad el lunes que viene.

Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente, comenta: “nos parece lamentable que estos dos partidos de derechas vuelvan a unir fuerzas para perjudicar a Sanse y a nuestros vecinos y vecinas, máxime cuando luego afirman que defienden los intereses de la ciudadanía. El viernes se votan las enmiendas de educación y el lunes las de sanidad y esperamos que el resultado sea distinto, aunque parece claro que Ciudadanos y el PP actúan en bloque para perpetuar un gobierno regional de recortes. Por desgracia Ciudadanos demuestra con cada voto que sigue siendo el soporte de un gobierno que hereda lo peor de los de Gallardón, Aguirre y González”.

Archivo:

La Asamblea de Madrid vota las principales reivindicaciones para Sanse presentadas por Izquierda Independiente

La ampliación del CEIP Tempranales, un nuevo instituto para Sanse, la financiación de un centro de salud en Dehesa Vieja, promover vivienda social o mejorar el transporte público para Sanse son algunas de las modificaciones a los presupuestos regionales presentadas por el partido local y que se votarán a partir de hoy en la Asamblea de Madrid de la mano de algunos de los grupos presentes en ella, especialmente Podemos Comunidad de Madrid.

centro salud

Izquierda Independiente ha sido el único partido de la localidad en trasladar a todos los grupos de la Asamblea de Madrid una batería de propuestas para mejorar la calidad de los servicios prestados por la administración autonómica en San Sebastián de los Reyes. Dichas reivindicaciones, que versan principalmente sobre educación, sanidad, servicios sociales, transporte y vivienda, serán debatidas a partir de hoy en la Asamblea de Madrid.

La mayoría de las propuestas de Izquierda Independiente han sido presentadas por Podemos Comunidad de Madrid e incluyen otros temas relevantes para Sanse y sus vecinos y vecinas como la construcción de un nuevo instituto para el municipio, la financiación del centro de salud de Dehesa Vieja para que las obras puedan iniciarse en 2018 y la mejora del transporte público incrementando la frecuencia y el recorrido de la línea 158. 

Otra de las principales demandas, la ampliación del Colegio de Tempranales para que ésta incluya comedor, gimnasio y todas las aulas necesarias, ha sido recogida tanto por el PSOE como Podemos y en ambos casos cuenta con partidas presupuestarias propias para dicho fin.

La rebaja en las tasas de las escuelas infantiles, la recuperación de ayudas para la instalación de ascensores y la creación de una oficina municipales de vivienda para el acceso a la vivienda son otras de las demandas presentadas por Izquierda Independiente y que también serán debatidas, en clave regional, gracias a Podemos.

La formación local espera que todos los partidos presentes en la Asamblea de Madrid apoyen estas iniciativas tan relevantes para San Sebastián de los Reyes.

Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente, comenta: “Izquierda Independiente vuelve a ser el único partido que trabaja, en clave local, para Sanse y por ello agradecemos a los grupos regionales del PSOE y Podemos haber recogido, especialmente éste último, gran parte de nuestras peticiones para seguir mejorando la educación, la sanidad, el transporte o la vivienda de nuestra ciudad. Esperamos que  todos los grupos aprueben nuestras propuestas de modificación de los presupuestos de 2018 de la Comunidad de Madrid para que estos recojan lo que en Sanse necesita y merece”.

Archivo:

La ampliación del colegio de Tempranales: Ni comedor, ni gimnasio, ni dinero suficiente

Izquierda Independiente ha denunciado públicamente el expediente de ampliación de aulas del colegio Tempranales presentado por la C. de Madrid porque no incluye comedor, no tiene gimnasio ni pabellón deportivo, no tiene todas las aulas necesarias, no cuenta con presupuesto suficiente y no hay tiempo para que esté todo listo el siguiente curso escolar. Izquierda Independiente propone modificar los presupuestos de la CM para que incluyan una ampliación completa del centro, con comedor, pabellón y la totalidad de espacios docentes.

photo5809942857509874481

Tras revisar el expediente de ampliación del colegio Tempranales propuesto por la Comunidad de Madrid Izquierda Independiente lo ha criticado duramente y ha instado al gobierno de Sanse, liderado por el PSOE y sostenido en una concejala tránsfuga, a que haga lo mismo y defienda así la educación pública de calidad en San Sebastián de los Reyes.

Es el último ejemplo de la mala gestión educativa de la Comunidad de Madrid. El PP regional ha aprobado para este colegio público, que ya sufrió un retraso en las obras en su inicio, un proyecto de refroma que incumple la moción presentada por este partido en el mes de junio y que tuvo el apoyo de todos los grupos municipales, a excepción del PP. En ella, el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes se comprometió a instar a la Comunidad de Madrid a iniciar en una única fase y de manera inminente las obras de dicho colegio, especificando que se quería evitar la disposición de espacios de usos múltiples para fines educativos y exigiendo comedor, pabellón deportivo y aulas suficientes para todos los cursos de primaria. Nada de esto está recogido en el expediente actual.

El proyecto para el CEIP Tempranales no incluye comedor, por lo que los cerca de 450 menores no tendrán un sitio adecuado para comer. Tampoco incluye pabellón deportivo, solo una sala de usos múltiples de 123 m2 y una pista exterior y, lo que es más grave, con la distribución presentada no hay espacio para un futuro pabellón.

Además, las obras previstas en el expediente tienen un coste de ejecución de más de 2,4 millones de euros. Sin embargo, en los presupuestos presentados por el PP y Ciudadanos para  2018 en la Comunidad de Madrid, el dinero reservado para el CEIP Tempranales solo asciende a 1,3 millones de euros. 

Desde Izquierda Independiente se ha propuesto una modificación presupuestaria para que el gobierno regional reserve el dinero necesario para la ejecución de una ampliación completa, con comedor, pabellón, y todas las aulas.

Desgraciadamente el tiempo previsto para la ejecución de esta ampliación, según el proyecto, es de 8 meses. Por lo que es imprescindible que las obras empiecen ya para que puedan estar listas en septiembre de 2018

No es la primera vez que el partido local denuncia que el gobierno regional no asume los gastos que le corresponden en el ámbito educativo o que retrasa el nombramiento del profesorado, asfixiando así la educación pública de Sanse. Esto, sumado a la nueva “moda” de construir colegios por fases, obliga al alumnado y a las y los docentes a convivir con obras, a no tener suficiente equipamiento o zonas comunes y a la masificación de las aulas.

Izquierda Independiente lamenta que el colegio de más reciente construcción en Sanse siga sin tener un futuro claro y, sobretodo, libre de obras.

Belén Ochoa, concejala de Izquierda Independiente, comenta: “Este expediente no incluye comedor ni pabellón deportivo, y solo contempla 6 de las 24 aulas que necesita el CEIP Tempranales, lo que significa que este proyecto no tiene futuro a largo plazo y, lo que es más preocupante, supone que las y los menores y el profesorado se verán obligados a convivir con obras los próximos cursos. Además, si el plazo de ejecución de las obras es de 8 meses estas deben iniciarse ya para que no se vuelvan a quedar niños y niñas sin colegio. Sin embargo aún no se tiene ni la licencia de obra ni la constructora contratada. Por todo ello pedimos a la Comunidad de Madrid que modifique el proyecto y al gobierno local que vele por la calidad de la educación pública y que exija a la Comunidad de Madrid el colegio que Sanse y nuestros vecinos y vecinas merecen”.

Archivo:

La construcción de centros educativos por fases en Madrid entorpece la marcha del curso

La Comunidad viene construyendo los centros públicos por fases, una política que defienden por sus ahorros pero que está dificultando las cosas en los colegios. Algunas empresas adjudicatarias abandonan las obras y las construcciones se retrasan más de lo debido.

cole getafe

El CEIP Miguel de Cervantes, en Getafe (Madrid), es un colegio que tiene dos cursos de vida y mil problemas acumulados.

A las 8.20 de la mañana algunas decenas de niños y niñas de 3 años esperan en la acera o dentro del colegio, con sus madres y sus padres y con sus maestras. Diez minutos después aparecen dos autocares y un par de policías locales.

80 niños, aseguran las familias, se suben a los dos autocares (alguna mañana solo ha venido uno, de forma que ha tenido que hacer dos viajes). Han de ir todos los días al cercano CEIP Gabriel García Márquez. Acompañados, según la normativa, de una monitora por cada 50 criaturas. Desde el colegio, voluntariamente, algunas de las maestras también hacen el trayecto. En el García Márquez es donde dan clase porque en su colegio no caben.

El Cervantes es uno de los más de 30 centro de la Comunidad de Madrid que están esperando a ser terminados, a pesar de lo cual, no paran de crecer en alumnado todos los años.

Hace dos cursos lo que iba a ser una escuela infantil municipal se convirtió de la noche a la mañana en un Centro de Infantil y Primaria. Se licitó una obra de ampliación por valor de 2,2 millones de euros para construir varias aulas de Primaria, un comedor y pistas para hacer educación física. El concurso lo ganó la constructora Joca con una oferta económica de 1,4 millones de euros. Ahora mismo, y dado lo poco avanzado de la obra, habrá que repetir la licitación de la obra en los próximos meses.

Construcción por fases

Ya en tiempos de Lucía Figar comenzó la construcción de centros públicos por fases, como los ensanches y PAU de las grandes ciudades, aunque, asegura Isabel Galvín, de CCOO, esta política “se ha intensificado” con el gobierno de Cristina Cifuentes.

El CEIP Miguel de Cervantes es un edificio pensado para ser escuela infantil y que acabó siendo un CEIP. El edificio es el mismo.

Su sala polivalente hoy es el comedor. Han tenido que apretujar las sillas y las mesas para que quepan más niños. Aún así se han organizado dos turnos de comida porque al mismo tiempo no caben todos. Tienen a cuatro cursos de P3 en dos aulas del centro vecino, una en la planta baja, otra un piso más arriba. Ambas sin material y sin estar acondicionadas para este alumnado, según afirman las maestras del Cervantes.

La sala para sus maestras este año desapareció para que las niñas y niños de primaria pudieran dar clase. El alumnado de religión recibe las clases en un pequeño recibidor, entre la entrada y la dirección del colegio. El AMPA se “reúne” en una mesa en mitad de un pasillo. El curso de P3 que permanece en sus instalaciones tiene a 26 alumnos (los otros cuatro, nos confirman las maestras, están perdiendo alumnado por la situación de escolarización que están sufriendo).

Desde hace meses el colegio se encuentra rodeado de obras. Eso sí, paralizadas. Comentan las maestras, que han preferido no dar sus nombres, que las obras no entorpecen demasiado su labor dado que hace meses que nadie trabaja en ellas. El día que visitamos el centro, seis obreros se encuentran en el encofrado que debe convertirse en pista deportiva.

La Comunidad de Madrid, comenta Javier Torres, uno de los padres del AMPA, defiende la construcción por fases como una forma más flexible de responder a las necesidades de escolarización de cada zona. El caso es que el Cervantes se encuentra en un barrio nuevo, Los Molinos, con 6,000 personas empadronadas. Ya hay censados más de 500 niños y niñas. Y es el único colegio. A esto se suma que no tienen un centro de salud público.

Según fuentes de Educación, la construcción por fases “es más eficiente” porque “hace una redistribución idónea de los recursos económicos existentes y además permite que los centros vayan adaptándose a las necesidades reales de escolarización de los municipios o barrios”.

Uno de los problemas que denuncian desde organizaciones como CCOO es que las empresas adjudicatarias de este tipo de licitaciones, aunque abandonan las obras y no reciben castigo alguno, pueden volver a presentarse a otros concursos diferentes, para otras obras. La Comunidad de Madrid no penaliza.

En palabras de Isabel Galvín, estas empresas se limitan a hacer las partes menos costosas del proyecto, como la cimentación, y dejan sin hacer el resto.

Desde el Ayuntamiento de Getafe abundan en esta idea. Más en casos como el del Cervantes, un centro que se construyó con módulos prefabricados que la constructora tuvo que comprar a una tercera empresa, lo que resultaba más caro.

La construcción por fases ha dificultado mucho la vuelta al cole este curso. Hasta tal punto que la presidenta, Cristina Cifuentes, en la Asamblea Regional aseguró que se cambiará el sistema de contratación de las obras.

Según Educación “se han incluido criterios técnicos para que la oferta económica más ventajosa deje de ser el criterio único de valoración”. De esta manera pretenden evitar que las empresas no cumplan los plazos comprometidos y se agilicen las obras “con el objetivo de que estas concluyan con la debida celeridad y con las máximas garantías”.

Innovación educativa

La presidenta de la Comunidad de Madrid, hace unos días, en el debate sobre el estado de la Región aseguraba que su gobierno está decidido a apostar por la innovación educativa.

Las maestras del Cervantes aseguran que es complicado aplicar metodologías innovadoras cuando tienes a parte del alumnado desplazado en otro centro. Además de que hay parte del claustro que, a pesar de la organización horaria, ha de ir entre los centros utilizando las horas de los recreos.

De la misma manera, Javier Torres asegura que no hay momento de hablar del proyecto educativo del centro porque pasan la mayor parte del tiempo intentando organizar dentro del colegio los espacios para que los niños y las niñas den clases.

De hecho, áreas como la psicomotricidad de infantil han tenido que dejarlas de lado. El espacio en el que el curso pasado hacían esta actividad hoy está ocupada por la clase de religión. Y los alumnos de primaria, sin lugar donde hacer gimnasia, han de salir del colegio para ir a las pistas deportivas que hay enfrente, denuncian las maestras también.

El centro del barrio

Otro de los puntos de fricción de la comunidad educativa entre sí y con el Ayuntamiento de Getafe tiene que ver con la ampliación del colegio hasta la línea cinco. Las maestras no acaban de entender que el colegio finalmente naciera siendo línea tres y en dos cursos pasara a una cinco, teniendo en cuenta todas las deficiencias. Para ellas, lo ideal hubiera sido que las familias que en la matriculación se quedaron fuera hubieran ido a otros centros cercanos.

Javier Torres explica que efectivamente hubo cierta problemática entre las familias al respecto. Las hay que no querían un mayor crecimiento del colegio, frente a las que querían tener a sus hijos dentro del barrio.

Fue el Ayuntamiento el que decidió el aumento de la línea. Según Justo Arroyo, técnico de educación de Getafe, la razón tuvo que ver, precisamente, con arraigar a las familias y a los menores con el barrio en el que residen.

Eso sí, explican las maestras, cuando los niños que van al García Márquez vuelven a comer al Miguel de Cervantes, lo hacen extrañados porque no es su colegio.

Una situación, la de tener que desplazarse que dificulta, además, el periodo de adaptación de las criaturas. En vez de conocer un solo centro, en el mismo día están en dos y han de coger dos autobuses para ir y volver.

El pasado día 26, miembros del AMPA del Cervantes tuvieron una reunión con representantes de la Dirección de Área Territorial Sur. El compromiso de la administración es construir una fase mayor de la prevista inicialmente, de seis aulas a 12, pero, para ello y debido a lo poco avanzado de las obras en su momento por Joca, tendrá que haber una licitación de obra. Esto supondrá que no habrá mejoras hasta dentro de un año, septiembre de 2018.

A las familias el compromiso les parece positivo, pero tendrán reuniones en noviembre y en marzo con la DAT para para vigilar los plazos de construcción y presionar, en el caso de que sea necesario, para que la escolarización en el Cervantes no acabe suponiendo, nuevamente, el desplazamiento de alumnos de un lado al otro.

El consejero de Educación,  Rafael van Grieken, tiene previsto reunirse hoy con la Plataforma por la defensa de centros educativos públicos de calidad creada a principio de este año para hablar de la situación de las infraestructuras de la Comunidad de Madrid. Como ya denunciaba hace semanas la federación regional de CCOO, hay decenas de centros a medio construir con problemas similares a los del Miguel de Cervantes.

Archivo:

Izquierda Independiente denuncia que la ampliación del CEIP Tempranales, si llega a tiempo, solo servirá para un año lectivo

El partido local muestra nuevamente su preocupación ante la situación de los y las escolares y docentes del CEIP Tempranales y expone los problemas que conlleva la construcción por fases de centros educativos: convivencia forzada de docencia con obras, falta de equipamiento y zonas comunes, masificación de las aulas y más.

tempranales

Desde hace unos años la Comunidad de Madrid del PP está construyendo los nuevos centros escolares públicos ‘por fases’. Esto se traduce en colegios e institutos que se van terminando mientras ya están en funcionamiento, lo que obliga a los y las estudiantes a convivir con obras durante años además de no disponer de unas instalaciones completas.

La falta de previsión de la Comunidad de Madrid ya obligó al CEIP Tempranales de San Sebastián de los Reyes a retrasar el inicio del curso 2016-2017 para finalizar las obras y este curso escolar ha tenido que habilitar como aulas espacios no destinados a ello. Por esta razón, el partido presentó el pasado junio una moción para exigir a la Comunidad de Madrid iniciar de manera inmediata y en una única fase las obras necesarias, pues solo así se asegurarán el bienestar y seguridad de las y los alumnos.

Izquierda Independiente volvió a preguntar en el Pleno de septiembre cuándo y de qué manera se va a realizar la citada ampliación para dimensionar adecuadamente este centro. Gracias a esto el partido ha podido saber que la Comunidad de Madrid pretende convertir el CEIP Tempranales en línea 4 a pesar de que se había proyectado como línea 3, lo que no solo vuelve a demostrar la improvisación de la Conserjería de Educación, sino que supondrá un período aún más largo de obras.

Por otro lado, la formación vuelve a recordar que si no se inicia la contratación de las obras de manera inmediata las aulas no estarán listas para septiembre del 2018 y más de 50 escolares se volverán a quedar sin colegio.

Izquierda Independiente denuncia que no se puede seguir permitiendo que el alumnado tenga que convivir con la maquinaria de obra durante el horario lectivo o dar clases en el comedor como ya ocurrió durante la puesta en funcionamiento del CEIP Miguel Delibes, también afectado por esta forma de la construcción por fases.

Así mismo, esta falta de previsión provocará el traslado del actual Huerto Escolar construido recientemente a petición del equipo directivo del centro y que fue pagado por el Ayuntamiento de Sanse, lo que supondrá un gasto extra de más de 7000€.

“Las malas experiencias pasadas ya han demostrado sobradamente que la construcción por fases de los módulos que componen los centros educativos es un retraso y una merma en la calidad de la enseñanza pública ofrecida”, afirma Belén Ochoa, concejala de Izquierda Independiente. “Por esta razón pedimos la ampliación inmediata y en una sola obra de los módulos proyectados del CEIP Tempranales así como las salas comunes. Solo así se evitará la disposición de espacios de usos múltiples para usos docentes y que los y las estudiantes tengan que convivir durante años con escombros y grúas”, concluye.

Archivo: