Fracasa el proyecto de Escuela de Golf municipal en Sanse

Después de 10 años y numerosas modificaciones el Ayuntamiento resuelve el contrato para la explotación de lo que fuera el Campo de Golf Norte Real, y que ahora es una parcela municipal llena de escombros y suciedad. Algo que debería tener consecuencias para la empresa que se comprometió a mantener la instalación y explotarla.

Campo de Golf

En noviembre de 2007, con el desarrollo de Puente Cultural, se firmó el contrato para la explotación del Campo de Golf que allí venía funcionando desde 1996, y que en virtud del convenio urbanístico había pasado a ser de titularidad municipal.

A pesar de que el contrato establecía que la explotación del campo de golf “comenzará el día siguiente a la formalización del contrato”. La realidad ha sido que la instalación deportiva se ha abandonado y, a día de hoy, del campo de golf solo quedan los escombros de las antiguas instalaciones.

Desde Izquierda Independiente siempre se estuvo en contra de las diferentes modificaciones que el contrato ha ido sufriendo y que han terminado finalmente en el fracaso del proyecto. Primero en 2009 se perdonó a la empresa la modificación del proyecto y se les eximió de pagar el canon de 20.000 euros al año que debía abonar al Ayuntamiento hasta la puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones. La excusa entonces fue que el proyecto de M-50, que nunca se ha materializado, pisaba una esquina de la parcela.

En 2013 de nuevo se modifica el proyecto para incorporar 13 pistas de pádel, y relega el proyecto de escuela de golf a una segunda fase. E incluso, para posibilitar la viabilidad económica a la empresa concesionaria, el Ayuntamiento modificó el Plan Parcial para que las pistas pudieran cubrirse, algo que criticó Izquierda Independiente ya que era supeditar el urbanismo a las necesidades de una empresa y no al interés general.

Al final, no se ha construido la escuela de golf, tampoco las pistas de pádel, y el campo de 9 hoyos que existía ya no está. En el informe aprobado este martes en Junta de Gobierno se reconoce la culpa del Ayuntamiento al no haber exigido en su día el cumplimiento del contrato.

Ese mismo informe aclara también que “es la voluntad política la que marca ahora la falta de interés en la continuidad de un proyecto deportivo que ya no se considera relevante ni necesario”. Lo que parece demostrar que desde el Gobierno de Sanse se tiene ahora otra idea con respecto a la parcela en cuestión, idea que no consta en el expediente y por la que preguntará Izquierda Independiente en el próximo pleno.

Desde Izquierda Independiente consideramos que, aunque el Ayuntamiento haya hecho dejación de funciones en el pasado, la empresa concesionaria también ha incumplido sistemáticamente el contrato. A pesar de las numerosas facilidades que desde el Ayuntamiento se han dado, el resultado final ha sido una degradación del patrimonio municipal. Hoy en día la parcela y las instalaciones están en mucho peor estado que cuando el Ayuntamiento las cedió a la empresa para su explotación.

Para Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente “Este fracaso es el fruto de una connivencia de 10 años con la empresa adjudicataria, en lugar de exigir el cumplimiento del contrato y el pago del dinero acordado se les ha permitido sistemáticamente hacer lo que han querido y al final esto sólo resulta en un proyecto fracasado en la que los únicos perjudicados son los vecinos y vecinas de San Sebastián de los Reyes que ven como se degrada su patrimonio”

Dado que la antigua instalación ha desparecido por el abandono, desde Izquierda Independiente se pide que se renuncie a construir un nuevo campo de golf, se retiren los escombros, se limpie a adecente la parcela, se una la parte poblada de encinas al colindante parque del retamar y se comprometa el gobierno a que las futuras instalaciones deportivas que se puedan construir respeten el valor ecológico de la zona.

Archivo:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario