Izquierda Independiente muestra su solidaridad con la plantilla de Cargill de Colmenar Viejo

Los trabajadores y trabajadoras, muchos de ellos de Sanse, se quedarían sin trabajo el año próximo

11/05/16.- Dicha planta será cerrada durante el tercer trimestre del 2017 debido a la construcción de una nueva planta, dejando en la calle a sus trabajadores.

La multinacional de alimentación y nutrición animal Cargill ha decidido de manera unilateral invertir más de 20 millones en mejorar una planta ya existente en Mequinenza y que supondrá el cierre de la planta de Colmenar Viejo, asentada en este municipio desde hace más de 25 años, al pretender Cargill unificar todo su negocio en esta fábrica.
 
Ante este anuncio, que dejará sin trabajo a más de 40 personas del departamento de operaciones y que afectará indirectamente a numerosas empresas de la zona como ferreterías, restaurantes, imprentas, hoteles, supermecados, etc., Izquierda Independiente quiere manifestar su apoyo y solidaridad a estos trabajadores y trabajadoras así como exigir a la empresa  el mantenimiento de la planta y las instalaciones.
 
Los trabajadores han expresado su oposición a este cierre, argumentando que son conscientes de la necesidad de modernizar la fábrica de Colmenar Viejo para no dejar de ser competitivos en el futuro, pero aseguran que esto se puede conseguir sin que más de 40 personas pierdan su trabajo de manera directa. Además, la creación de la nueva planta de Mequinenza solo supondría la creación de 20 puestos de trabajo, por lo que el saldo social sigue siendo negativo.
 
La planta de Colmenar Viejo lleva funcionando más de 30 años, todos ellos con beneficios, generando a día de hoy unos 6 millones de euros al año, lo que la convierte en una de las empresas más importantes de la zona norte de Madrid. 
 
Roberto Vegas, secretario general de Izquierda Independiente, afirma: “desde Izquierda Independiente nos solidarizamos con la lucha de la plantilla de Cargill y manifestamos nuestro total apoyo al grupo de Ganemos Colmenar para ayudarle en su lucha por los derechos de los trabajadores y trabajadoras. También nos unimos a su exigencia al Ayuntamiento de Colmenar Viejo para que interceda y evite que la empresa se traslade. Hay que defender el empleo de calidad frente a los intereses económicos de las empresas, que pese a tener beneficios no dudan en cerrar o trasladar fábricas precarizando así el empleo y aumentando aún más sus ganancias”.
 
Por su parte, el concejal de empleo por Izquierda Independiente en San Sebastián de los Reyes, Miguel Ángel Fernández, comenta: “es nuestra obligación defender los derechos y el empleo de los vecinos y vecinas de nuestro municipio, ya que si esta decisión sigue adelante perderán sus puestos de trabajo. Queremos recordar que la planta de Cargill de Colmenar Viejo factura más de seis millones de euros al año y que este cierre no solo afecta a esta localidad, sino a toda la zona norte de Madrid”.
 
Prosiguiendo con la dinámica de cooperación política que práctica Izquierda Independiente y dado que la lucha por el empleo no entiende de fronteras, a la reivindicación y apoyo del partido se une la de los compañeros y compañeras de Ganemos Colmenar, desde donde Pablo Aldama, uno de sus concejales, nos trasmite que están exigiendo al Ayuntamiento de Colmenar que luche por la plantilla e impida que la empresa se traslade. También han exigido la puesta en marcha de un plan de recolocación de los trabajadores y trabajadoras, como se pidió a Cargill en los anteriores despidos de trabajadores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario