La Viña costará al Ayuntamiento 1 millón de euros al año más de lo previsto.

La Modificación de los contratos supone comprometer el servicio de deportes hasta el 2063

16/09/13. Las condiciones pactadas por el PP para abrir La Viña suponen un grave perjuicio para el Ayuntamiento, pues se cede a la concesionaria los derechos de cobro de los nuevos superabonados.

La Viña es sin duda uno de los proyectos más esperados por la ciudadanía de Sanse. Es un complejo deportivo y comercial en el que los beneficios de lo segundo tenían que compensar las posibles desviaciones negativas del complejo deportivo, sobre todo si, tal y como estaba previsto, los superabonados del servicio deportivo podían entrar sin coste adicional a las piscinas y clases abiertas.
Pero en 2010 el PP, decide permitir la apertura de la parte comercial sin exigir al mismo tiempo la apertura de la parte deportiva, de esta manera el Ayuntamiento se quedó sin capacidad de negociación y finalmente, tres años después, el gobierno local ha cedido a las peticiones de la empresa concesionaria y, sobre lo ya contemplado en el pliego original, han decidido que los nuevos superabonados que se consigan ingresen sus cuotas en la empresa concesionaria de La Viña, lo que puede suponer, para un escenario prudente, un ingreso adicional de 1 millón de euros cada año. Dinero que de otra manera iría a mejorar las cuentas del servicio de deportes, y por lo tanto se ahorrarían de las arcas municipales.
Además esta separación de los superabonados supone comprometer el modelo del servicio de deportes hasta el 2063, fecha en la que finaliza la concesión de La Viña, hasta entonces será muy difícil replantearse el modelo de gestión o hacer políticas de precios pues habrá que contar con una empresa a la que se le están cediendo unos derechos que será muy complicado recuperar.
Para tratar de corregir esta situación Izquierda Independiente ha presentado una moción al pleno de Sanse con propuestas concretas para que las modificaciones de los contratos para abrir La Viña no supongan ni un perjuicio económico ni de gestión para el servicio de deportes.
Para Rubén Holguera, portavoz de Izquierda Independiente “Las malas decisiones del gobierno del PP han provocado que La Viña se abra tarde y mal. Decían que era un contrato perjudicial para los vecinos de Sanse y su manera de arreglarlo es poner un millón de euros más al año de dinero público”.


Enlace: NULL
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario